BOXEO No me hagan campeón…¡¡¡no quiero humillaciones!!!

No me hagan campeón…¡¡¡no quiero humillaciones!!!

232
0

Por EduardoLamazón (Tomado de Koboxeomundial.com)

Me pregunto cuál es la pinchurrienta necesitad de ponerle títulos a todas las peleas.

Más títulos y más cinturones, era el caos, ahora no sé qué es. El boxeo era mucho más respetable en los tiempos de Archie Moore cuando había un solo cinto y un solo campeón.

Terminó la convención de la Organización Mundial de Boxeo en Miami y nos enteramos que una de las decisiones fue crear un nuevo cinto para dárselo al ganador de la pelea Pacquiao-Márquez, que se celebrará el 8 de diciembre. No hay nada malo en que la OMB haga un regalo a quién quiera, pero podrían haber pensado en una caja de bombones o una corbata, porque el boxeo no necesita agregar cinturones sino eliminar el ochenta por ciento de los que existen.

En México hace pocos días los promotores y el Consejo Mundial de Boxeo se enredaron en una situación tragicómica, e irregular, al esforzarse en ponerle un título a la pelea que Cristian Mijares le ganó a Rafa Márquez. Anunciada en principio por el título plata de peso supergallo (sabrá Dios qué cosa es ese engendro de título idiota), no se pudo porque en ese nicho hay otro campeón, Víctor Terrazas. Cuando se dieron cuenta de eso proclamaron que sería por el supergallo de la USNBC (otro membrete para engañar), lo que tampoco podía ser porque ahí el campeón es Oscar González, quizá no se habían dado cuenta. Pero volvieron a tener problemas insalvables porque Márquez y Mijares no dieron el peso (55,338), marcando 56,800. En maniobra‘fast track’minutos después del pesaje volvieron a corregir y dijeron que había habido un lamentable error (sic) y que no se trataba del título supergallo sino del título pluma.

¿Usted me sigue hasta aquí? Pues para mala suerte de esta pobre gente llegó un metiche a decirles (¿el CMB no lo sabía?) que también en peso pluma hay campeón, el mexicano Rómulo Koasicha.

Para cualquiera la causa estaba perdida, pero no fue así. Por primera vez en la historia del boxeo se peleó por un título, en este caso supergallo, no habiendo los boxeadores dado el peso y anunciándose públicamente un peso falso de 122 libras para cada uno.

La comisión de boxeo capitalina realizó el pesaje y en una actuación modestísima (por no decir algo peor) autorizaría al día siguiente el anuncio de los pesos adulterados. Si había representante del CMB en el pesaje, no me enteré. Ni fue anunciada su presencia ni estaba controlando la báscula. Usted se preguntará conmigo para qué hacemos pesajes si vamos a mentir en el peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here