Con información de Miguel Ángel Palma Zapata publicada en Mape Sports

Mérida.- Fue un domingo de 1998, 20 de diciembre como hoy, pero de hace 15 años cuando el fútbol, un deporte que ha hecho denodados esfuerzos por cuajar en la historia y el gusto de los yucatecos, estuvo a un solo paso de su más grande hito, uno que tres lustros después no se logra, pero que sigue en el tintero de las esperanzas de los aficionados de esta entidad.
Esa tarde, ante estadio lleno, repleto, uno de los tantos que logró la a veces polémica, pero siempre exitosa gestión de Efraín Lugo Ricalde, un grupo de hombres hizo soñar a los casi 20 mil asistentes y a cerca de dos millones de personas con que alcanzarían la meta que les fue negada nueve años antes por los Potros Neza y un arbitraje equívoco y parcial de Arturo Brizio Carter.
Así, los Venados de Yucatán, tras regresar con el empate de la frontera tijuanense y en un partido cerrado, poco vistoso, lograron no la meta, pero sí el primer campeonato profesional de fútbol en Yucatán al vencer 1-0 a las Chivas Tijuana para ganar el campeonato de invierno de la Primera División A.
Para que la cuña apretase tenía que ser del mismo palo y así sucedió cuando el venado, nacido en Yucatán, Miguel Salcedo dio un zapatazo que mandó la pelota al fondo de la portería sur para que el once astado diera a la península su primer título de balompié profesional.
El festejo que se extendió por todo Mérida y por partes de la entidad siguió su curso esa noche con un festejo en el Hotel Los Aluxes del cual anexamos una gráfica en esta remembranza.
Allá el presidente astado Profr. Efraín Lugo Ricalde hizo una reseña de todo el trabajo que desde el escritorio a la cancha se hizo, iniciando  por él mismo, hasta llegar al utilero, pasando por el entrenador Enrique López Zarza y alguno de sus colaboradores, como Raúl Arriola Valenzuela con el que hubo un fuerte desaguisado antes del partido, entendemos, como parte de la presión previa al juego.
Sobre el particular, en un gesto noble, Lugo Ricalde en presencia de mucha gente que aún desconocía el suceso, ofreció disculpas públicas a Arriola Valenzuela, quien no estuvo presente y ya no regresó a la directiva.
Finalmente y como es sabido, el equipo yucateco falló en su intentona por apoderarse del ascenso unos meses después al caer goleado en León por el campeón de verano, la Unión de Curtidores en una final que, como la primera de los Venados en 1989 (cuando hubo versiones de que un promotor argentino intentó sobornar a jugadores de los Venados para que se dejaran vencer), no estuvo exenta de polémica al trascender extraoficialmente que el equipo ya había sido vendido.
Aquí les dejamos un vídeo de esa histórica jornada, perteneciente a nuestro muy estimado colega Miguel Ángel Palma Zapata


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here