Habla Plinio Escalante de sus satisfacciones al frente de la LMB

Confiesa que él mismo aceleró su salida al gestar el “destape” de su sucesor Javier Salinas

Con información de Juan Diego Casanova Medina del Diario Por Esto

Mérida.- El presidente de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), Plinio Escalante Bolio, sostuvo que tuvo muchas satisfacciones durante su mandato que concluirá en septiembre próximo luego del “destape”, acelerado y gestado por él mismo como confiesa, de su sucesor, Javier Salinas

En entrevista, destacó de entre esas satisfacciones el notable incremento de aficionados en los estadios cuya cifra llegó a los casi cinco millones de fanáticos anualmente.

Asimismo, el alcance de cosas importantes en materia deportiva, en reglamentación y control, en administración de recursos.

En lo que hay que trabajar muy fuerte, propuso, es en la procuración de ingresos en forma de patrocinio, así como en una mejor exposición en los medios de comunicación.

El ejecutivo advirtió también de una próxima expansión del circuito, como la que lo trajo a él a la LMB en 1979 al frente de los Leones de Yucatán.

Al respecto, dijo que el béisbol tiene que crecer, ya que el negocio que no crece muere y la intención es que haya una expansión pronto, pero con franquicias que sean solventes, sólidas, lo que lo pueden hacer realidad las plazas de León y Durango que han atravesado evidentes problemas en su primer año en el circuito.

Sobre el tema, abundó que debido a que algunos equipos acusan problemas financieros, entre ellos, los Generales de Durango, sostuvo una entrevista, conjuntamente con Javier Salinas y el Consejo Directivo, con el presidente del equipo norteño, Virgilio Ruiz, quien presentó los planes de recuperación de la parte financiera de la novena.

De la misma manera, prosiguió, , todos los equipos con dificultades financieras, se fijaron como meta estar regularizados y en orden en la asamblea que forma parte del Juego de Estrellas que se efectuará en Campeche.

“Para esa fecha, los planes que nos presentaron hoy deben de estar cristalizando, de modo que sus finanzas se encuentren más sólidas”, indicó.

También rechazó la posible desaparición de equipos por sus problemas financieros, por lo que diseñan estrategias para recuperarse y mantenerse en la LMB, ya que la intención, precisó, no es sacrificar el número de equipos sino tratar de sacar adelante a los equipos, pero con un límite.

Confió también en que, tanto los Bravos de León, como los Generales de Durango, puedan consolidarse poco a poco y el próximo año puedan tener una temporada más sólida.

Sobre su relevo anticipado, toda vez que él tenía contrato hasta 2018,  Escalante Bolio señaló que junto con Salinas realizará un trabajo conjunto en estos cuatro o cinco meses que queda de la temporada para que aquél se interiorice en todo lo que la LMB es por dentro.

Agregó que la reconocida capacidad de Salinas en la gestión de negocios deportivos, no sólo en materia de comercialización y mercadotecnia, especialista en esas áreas, sino también en la de Gestión Deportiva, actividad profesional que desarrolló en el club de fútbol de los Monarcas del Morelia, en lo particular y en la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), donde colaboró con su titular, Decio de María, contribuyó para que sea tomado en cuenta entre los posibles candidatos para dirigir la LMB.

“Los aficionados son los aficionados en todos lados y los espectáculos son espectáculos en todos lados, de modo que no va a ser extraño para Salinas guiar a la LMB”, afirmó.

Escalante Bolio explicó que Javier Salinas pretendía ser contratado en esta temporada como asesor en comercialización y mercadotecnia pero en pláticas que sostuvo Escalante Bolio con Gerardo Benavides Pape, presidente del restituido Consejo Directivo, sobre el futuro de la LMB, cuando finalice su gestión en septiembre, ambos llegaron a la conclusión que lo mejor sería, que de una vez asumiera funciones directivas si él aceptaba.

El directivo yucateco mencionó que hizo el planteamiento a Salinas para aceptar el reto que significa dirigir la LMB y una vez obtenido su consentimiento, le hizo saber a los altos mandos del circuito que aquél estaba dispuesto a aceptar el nuevo puesto, nombramiento que se validó después de pasar el filtro del Consejo Directivo. Entre ambos tomarán decisiones en los siguientes cuatro meses.

Su deseo de estar en Mérida, de pasar más tiempo con su familia, propició adelantar su salida como presidente de la LMB, cuyo período expiraba en 2018.

También aseguró que aprovechó la oportunidad al ver que la persona que iba a ser contratada para ser asesor en mercadotecnia y comercialización, cubría el perfil para dirigir la LMB.

“Esta es la oportunidad de encontrar un sustituto pronto, que pensemos que pueda hacer el trabajo y no tenga que esperar un año más, en donde realmente yo quiero estar más cerca de mi familia, estar más tiempo en Mérida, quizás dentro de un año no tuviéramos la oportunidad de contar con el”, dijo.

 

Notas relacionadas

Escribe un comentario