Lázaro Cárdenas, líder de la Quintanarroense

El “látigo” de Joffrey Martínez los conduce a la cima al vencer en partidazo a Cozumel 2×1 en Kantunilkín

Kantunilkín.- Sensacional labor monticular del venezolano Joffrey Martínez dirigió esta tarde al monarca Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas a superar en un duelazo por el liderato absoluto de la Liga Estatal de Béisbol a los Marlins de Cozumel con score de 2×1, en acciones de la séptima jornada desarrolladas en el campo Terencio Tah Cetzal de esta ciudad.

SU MAJESTAD, EL PITCHEO

En un duelazo dominado por el pitcheo, los lazarocardenses aprovecharon un parpadeo inicial de Rafael Servín, quien después de retirar a su primer oponente perdió la brújula y permitió que se le llene la casa con una seguidilla de boletos de libre tránsito, tras la cual Ronald Galíndez conectó roletazo que remitió a la registradora a Salatiel Alvarado con la de la quiniela.

El torpedero Jonathan Quiñónez evitó que el daño fuera mayor al degollar un cañonazo en el hoyo entre tercera y short de Jorge Osorio que llevaba etiqueta de hit.

El remache vino en la cuarta tanda, en el que el camarero Víctor Dzib se “bloqueó” y sólo sacó un out en un roletazo pintado para una doble matanza y después el patrullero central Luis “Torito” Basto malabareó un batazo de hit de Erick “Kalimba” López, lo que aprovechó Emmanuel Merlín para timbrar la segunda carrera de los locales.

ÚNICO PARPADEO

El único parpadeo de Joffrey Martínez se registró en el sexto capítulo, en el que tras ponchar a Luis “Torito” Basto, el receptor Josimar Lagunes tiró mal a la inicial, lo que aprovechó el “astado” para anclar hasta la intermedia; imparable de Jesús “Gato” García lo mandó a la esquina caliente y oportuno de Jonathan Quiñónez lo remitió al pentágono.

El triunfo para Joffrey Martínez en todo el sendero, a lo largo del cual admitió únicamente tres imparables y adornó su labor con 12 chocolates. El tropiezo fue para Rafael Servín, con relevos de Fernando “Pecas” Morales y otro espectacular, pero esta vez infructuoso cerrojazo de Fernando Villalobos.

Jonathan Quiñónez (de 4-2), fue el único bateador de ambos equipos capaz de conectar más de un imparable, pues los ganadores sólo dispararon cinco hits. Todo pinta para otro duelazo de pitcheo el próximo domingo en el estadio Froylán López de Cozumel.

Notas relacionadas

Escribe un comentario