New York.- El kazajo Gennady Golovkin venció esta noche al ucraniano Sergiy Derevyancehnko en una emotiva pelea en la que sufrió mucho más de lo esperado originalmente para salir avante por decisión en 12 rounds en la cateddral mundial del boxeo, el Madison Square Garden.

Golovkin, que derribó en el primer asalto al ucraniano, parecía tener un panorama relativamente fácil a pesar de las credenciales nada despreciabes de su rival, quien tras su caída fue creciendo poco a poco en el combate y dio la impresión de que podía dar la sorpresa, pero se ahogó en la orilla.

A Derevyancehnko (13-2, 10 KOs) le faltó el golpe contundente o marcar un poco más su superioridad sobre el ex olímpico, favorito del “stablishment” boxístico y cuyo nombre aún suena para una eventul tercera confrontación contra el taquillero mundial mexicano Saúl Álvarez.

Las puntuaciones de los jueces reflejan lo cerrado del pleito 114-113, 115-112, 115-112, tarjetas de las que algunos discreparon, entre ellos el sitio boxístico bing scene.com que vio ganador 115-112 al ucranian, quin recuperó el título mediano de la FIB.

La pelea sobreexcedió las expectativas que de por sí era pssitivas . Golovkin era favorito, pero Derevyanchenko lo llevó a los límites de la exigencia, a pelea sin pausas, que al final terminó ganando el kazajo con más corazón que condiciones físicas.

El público, estuvo al borde sus butacas y reconocieron, con aplausos, el sobre esfuerzo de ambos peleadores que nos recordaron peleas épicas.

La que será candidata a Pelea del Año, arrancó en el primer round con los dos midiéndose. Golovkin conectó un gancho a la nuca de Derevyanchenko que lo envió a la lona, y rápidamente activó la alerta de nocaut.

En el segundo, fue todo de Golovkin con un gancho en corto a la ceja de Derevyanchenko, que le abrió una herida profunda que comenzó a botar sangre a chorros.

Derevyanchenko capturó el tercer round, con combinaciones al cuerpo, ganchos a la cabeza y un sentido de apura ante el constante sangrado de su ceja derecha.

El cuarto fue todo de Derevyanchenko, continuando su castigo al cuerpo de “GGG”, obligando a Golovkin retroceder y buscar el amarre.

En el quinto, Derevyanchenko puso en malas condiciones con un golpe al cuerpo que pudo haber sido caída, sino fuera que el réferi, con su cuerpo, detuviera la caída.

El sexto fue un asalto de ensueño con Derevyanchenko atacando, contragolpeando buscando la pelea en frente. Golovkin cerró fuerte el asalto

El séptimo GGG comenzó a incrementar el ataque, pero Derevyanchenko reaccionó llevando a la máxima exigencia física y mental al peleador kazajo.

El octavo, GGG se llevó las acciones, pero el noveno fue muy parejo con Derevyanchenko, conectando fuertes golpes a la cara que hicieron retroceder a Golovkin.

El décimo fue no aptó para cardíacos con los dos tirando bombas, intercambiando fuego cruzado sin parar ni dar tregua.

El once fue un buen asalto para GGG, que con mejor boxeo y mucha más presión cerró fuerte el asalto exigiendo mucho a Derevyanchenko.

Para el 12 y último round, ambos peleadores lanzaron toda la carne al asador, dándole al público una gran pelea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here