México.- El nuevo campeón mundial minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexiquense Ganigan López retornó hoy al país contento y jubiloso por su logro en tierras japonesas, donde ayer destronó al ahora ex titular Yu Kimura.
Recibido en la terminal aérea de esta capital por familiares, amigos y medios informativos, López aseguró que no le sorprendió ser favorecido por solo dos de los tres jueces (el otro, el mexicano Víctor Pelayo dictó empate), pues sabe que para ganar en Japón tiene que ser una victoria muy contundente y así lo fue, por lo que ahora disfrutará el momento y tomará un merecido descanso, en espera de conocer su futuro.
“Sabía que Kimura no querría perder en su primer defensa, fui a buscar todo y con la estrategia que planearon mis entrenadores Ken Nishide y Lauro López salimos con la mano en alto; me dediqué a proponer la pelea, era la oportunidad de mi vida y no la desaproveché”.
“Es un sueño que venía siguiendo, no sólo mío, sino de mi familia; estoy a las órdenes de lo que diga el Consejo Mundial de Boxeo y parece que todo apunta a otra pelea con Pedro Guevara, yo ahora soy el campeón y quiero enfrentar a los mejores, sea Guevara o el primer clasificado mundial el filipino Jonathan Taconing“, afirmó.
Ahora el “Maravilla”, quien mejoró su marca a 27 triunfos, 17 de ellos por nocaut y seis descalabros, tendría que enfrentar al ex campeón mundial mazatleco Pedro Guevara, quien esperaba al ganador de este combate para intentar conquistar de nuevo la corona mundial que le fue arrebatada de forma polémica en noviembre pasado.
“La vida y el boxeo dan muchas vueltas, ahora nos enfrentaremos en condiciones diferentes; pues el campeón soy yo, y me encantaría enfrentarlo de nuevo, yo le había pedido la revancha y él estaba dispuesto por eso ahora que el me la tendrá que pedir yo estaría dispuesto a estrenar mi campeonato frente a él”, finalizó rodeado de su familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here