Cancún.- El sinaloense Omar “Businessman” Chávez Carrasco, uno más de los hijos de Julo César Chávez, tuvo un triunfal regreso a Cancún al noquear a los dos minutos con 29 segundos del séptimo round, al también sinaloense Andrés “Ingeniero” Villamán, en la que fue la batalla principal de la velada “¡La Leyenda Continúa!”, disputada en la “Oasis Arena Cancún”.

En una pelea que fue de un solo lado y sin gran chiste, “Omarcito” acabó la acciones en el séptimo asalto tras conectar un gancho a la zona hepática de Villamán, quien al sentir el golpe de inmediato se puso de rodillas y no pudo recuperarse al conteo de 10 segundos, por lo que el réferi Florentino López declaró la victoria para el menor de la mediática “Dinastía Chávez”.

En el inicio de la reyerta, Chávez sentó al “Ingeniero” con un volado de derecha; sin embargo, Villamán logró recuperarse para acabar de pie el primer asalto.

El castigo de Omar continúo en el segundo giro.

En el tercer giro, mantuvo la misma tónica de ataque, mientras que Villaman optó por retroceder; en el cuarto round, el “Ingeniero” cayó, pero fue producto de un resbalón.

Con un gancho, Omar puso de rodillas a Andrés Villamán, en el quinto asalto; en el sexto capítulo, Chávez conectó nuevamente con poder, pero su rival aguantó el castigo.

Con este resultado, Omar Chávez llegó a 38 triunfos, con cinco descalabros, un empate y 25 nocauts; mientras que Villamán se quedó en 15 triunfos, dos derrotas, una igualdad y 10 “anestesias” aplicadas. Fue su estreno, bajo la promoción de “Cancún Boxing”.

El réferi fue Florentino López.

GRAN PELEA, CON FALLO REÑIDO CON LA “4T”

Si alguien dijera que el combate entre Francisco “Chihuas” Rodríguez y Oswaldo ”Gallito” Novoa pudiera ser elegida como pelea del año, no estaría muy alejado de la realidad, como tampoco lo estaría si afirmase que el veredicto no coincide con los tiempos actuales de rectitud que la “4T” pretende implantar.

La noche de este sábado en el recinto del Oasis, ambos gladiadores ofrecieron una batalla en la que no hubo tregua, ni contemplaciones, tampoco round de estudio; ambos salieron con todo desde el principio en busca del triunfo y eso generó muchas emociones.

Al final los jueces le entregaron el triunfo al regiomontano por decisión unánime (triple 95-92), pero el público recompensó al jalisciense con un justo reconocimiento a su casta de guerrero y comprensible, pero también injustamente, abucheó al ganador, quien hace su carrera desde buen tiempo atrás en esta ciudad.

Novoa llevó el comando de las acciones en gran parte del pleito y dio los mejores golpes ante un Rodríguez que tardó en responder y cuando lo hizo, sobre todo al final, puso en muy serios aprietos al ex campeón mundial jalisciense.

Ambos pusieron al público de pie. Fue una guerra en corto, en la que se golpearon a placer y en donde evidenciaron una resistencia a prueba de todo.

En un instante, uno atacaba y llevaba al rival junto a las cuerdas, y enseguida era lo contrario, la pelea se tornó dramática y tuvo un final explosivo, de antología, sin duda, una batalla memorable, una de las mejores disputadas en este escenario.

Con el resultado, el “Chihuas” mejora su récord al llegar a 30 victorias, cuatro derrotas, un empate y 21 nocauts. Novoa queda con 14 triunfos, nueve reveses, cuatro igualadas y nueve nócauts.

El réferi fue Florentino López.

A su vez, el nayarita Armando “Toro” Reséndiz liquidó al primer minuto con 40 segundos del cuarto asalto al veracruzano Alexander “Caballero Azteca” Rosales, quien pese a mostrar valentía, nunca inquietó al “astado”, que desde un principio dio muestra de su superioridad al castigar con ambas manos al “jarocho” para establecer que todo era cuestión de tiempo.

El intenso golpeteo del nayarita obligó al réferi Florentino López a detener las acciones en ese cuarto asalto para decretar el triunfo por nocaut técnico de Reséndiz, quien mantuvo su paso perfecto con 7 triunfos, 4 de ellos antes del límite, mientras que Rosales sufrió su cuarto revés en seis peleas disputadas.

Asimismo, en una batalla de toma y daca, el jalisciense Orlando “Little G” Zepeda se apuntó su octavo triunfo en igual número de compromisos, luego de adjudicarse la victoria por decisión unánime sobre el tabasqueño Miguel ”Problem Boy” Álvarez, en duelo de peso súperpluma, disputado a seis capítulos.

El tapatío enseñó su técnica depurada ante el recio peleador tabasqueño, que por su parte demostró gran resistencia y pundonor al responder a cada ataque. El oriundo de Tacotalpa, Tabasco, quedó con tres victorias, un fracaso y un empate con dos nócauts.

El réferi fue Javier Espinoza.

DEJAN MÁS “CHATO” AL “CHATO” MORALES

El coahuilense Guillermo “Hormiga” Rodríguez no tuvo problemas para “despachar” al veracruzano Humberto “Chato” Morales, quien evidentemente llegó a este compromiso carente de recursos técnicos y físicos para enfrentar al de Torreón.

Y ante tales circunstancias, y luego de visitar la lona en el round inicial, el “Chato” solamente estuvo de pie 39 segundos del episodio número dos para sufrir la derrota por nocaut técnico, en esta pelea de peso súpergallo, programada a ocho rounds.

Así, Rodríguez mejora su récord a 15 victorias por dos derrotas y cuatro nócauts; Morales queda con 18 triunfos, 18 fracasos, cuatro empates y 10 “anestesiados”.

El réferi fue Javier Espinoza.

PODER VIKINGO

El danés radicado en Cancún, Simón “Vikingo” Madsen dio una vez más del poder demoledor que tiene en los nudillos, luego liquidar a los dos minutos con 51 segundos del segundo asalto al oriundo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Alfonso “Alacrán” Moguel, en reyerta que estaba pactada en peso medio, a seis asaltos.

Con este resultado Madsen llegó a seis victorias en el mismo número de combates, con cuatro “cloroformos” aplicados; mientras que Moguel se quedó en tres triunfos, tres derrotas y un nocaut.

El réferi fue Lauro Sánchez.

GANA EL “COYOTE”

En pelea para establecer supremacía, Luis “Coyote” Salamanca se impuso por decisión dividida (78-74, 77-75 y 77-75) en las tarjetas de los jueces Luis Fitch, Mario Medina y Gamaliel Azcorra, respectivamente, luego de ocho rounds de intensos intercambios de golpes entre estos pundonorosos cancunenses.

Así, quedó definida esta batalla de desempate que tanta expectación había generado desde que se dio a conocer que se disputaría el combate.

Tras este resultado del pleito de peso súperligero, disputado a ocho capítulos, Salamanca quedó con registro de 14 triunfos, una derrota, dos empates y cinco nócauts; el “Hommie” quedó con ocho victorias, cuatro fracasos, dos empates y un nocaut.

El réferi fue Javier Espinoza.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here