México.- El emblemático, histórico boxeador mexicano, Juan Manuel Márquez Méndez hizo buenas las versiones que circularon desde la semana pasada en el sentido de que habría de confirmar el final de su carrera, lo cual hizo ya de manera formal y oficial este día viernes 4 de agosto de 2017 al anunciar su retiro de la actividad que lo llevó a ser el mejor en la historia de su país.

Márquez, que de acuerdo con Península Deportiva es el mejor boxeador en la historia de México, confirmó su adiós a ESPN, la casa televisiva en la que colabora desde años atrás y en la que seguirá dejándose ver para la generación que lo vio y las nuevas de aficionados subyugados por el deporte que más le ha dado a este país.

En palabras para ESPN, el ahora ex pugilista señaló que se sentía dolido por dejar el ring, sin embargo mencionó que ahora es el momento preciso para decir adiós.

“Esto me duele, pero todo tiene un principio y un fin y hay que aceptarlo, con el dolor de mi alma y corazón, pero esto es así… es el momento preciso para decir adiós”, indicó el guerrero, quien fue siempre una especie de salmón, nadando contra la corriente, y, además, normalmente mal administrado.

El peleador nacido en Iztacalco consiguió su primer triunfo como profesional el 26 de junio de 1993 al derrotar al también mexicano Javier Quiroz, aunque su debut fue a los 19 años el 29 de mayo de 1993, en su ciuad nata, México Distrito Fedral, perdiendo por descalificacion  ante Javier Durán.

¿Quien habría de imaginarse que ese día se bajaría del ring, con la derrota a cuestas el mejor boxeador nacido en este país?.

Convirtiéndose rápidamente en un protagonista, peleando en el respaldo de otros grandes como Ricardo “Finito” López y Humberto “Chiquita” González, Márquez alcanzó rápido, bajo la supervisión del agente internacional Rafael Mendoza Realpozo y siempre con Ignacio Beristáin en la esquina,  contratos en rings estadounidenses.

Desde entonces se convirtió en un contendiente para cualquiera, con su boxeo efectivo, versátil, con capacidad de ser ofensivo y defensivo, veloz, valiente siempre, al grado de que el entonces imbatible campeón pluma, Naseem Hamed, con la complacencia de la OMB, nunca quiso darle la oportunidad, pese a haberlo tenido por unos dos años como retador oficial.

La oportunidad le llegó en 1999 con el estadounidense Freddy Norwood a quien venció sobre el cuarilátero, aunque los jueces, en algo que sería recurrente en su carrera, le birlaron el triunfo para permitirle al campeón mundial pluma de la AMB retener la corona.

Luego de conquistar finalmente la corona y defenderla, comenzó una saga contra Manny Pacquiao, con quien tuvo un empate con sabor a triunfo, para posteriormente perder en dos auténticos robos y noquearlo de manera sensacional en el último segundo del sexto asalto en diciembre de 2012, lo que lo situó de manera perenne en la historia.

Los dos únicos boxeadores que verdaderamente pueden ufanarse de haberlo vencido con todas las de la ley son Floyd Mayweather y Timothy Bradley, que lo derrotaron por decisión. Nunca fue noqueado. 

Márquez se va del boxeo con 24 años de carrera, aunque de ellos solo 21 fueron efectivos, con 56 victorias, 40 de ellas por KO, además de siete derrotas y un empate.

Su última pelea fuue en 2014 en California, donde venció por decisión en el Forum de Inglewood al estadounidense Mike Alvarado.

A diferencia de muchos grandes, entre ellos la “Chiquita” González, Rubén Olivares, Carlos Zárate, Miguel Canto, José Ángel “Mantequilla” Nápoles y Julio César Chávez, Juan Manuel Márquez se va del boxeo con un triunfo.

Dios le permita disfrutar una vida plena, larga, placentera y saludable…¡¡se lo merece!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here