Lázaro Cárdenas.- Los Ejidatarios de Bonfil hicieron válido el domingo pasado el refrán aquél de “Caballo que Alcanza, Gana”, al vencer al Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas en su propia casa al son de 6×3, para recuperar la corona de la liga Estatal de Béisbol ante un abarrotado estadio Terencio Tah Quetzal en el tercero y decisivo duelo de la gran final.

Frank Díaz sacó a relucir de nueva cuenta todo el poder que atesora al detonar otro misil de cuatro estaciones y sus capitalizaron los yerros defensivos de sus rivales para darle suficiente ventaja a Oswaldo Verdugo, quien se adjudicó la victoria.

El partido tuvo un cierre dramático, pues los ocales perdían 1×6, pero se lanzaron con todo en su último llamado para que el alto mando bonfileño le aplicara la grúa a Verdugo, quien dejó dos corredores de herencia a Javier Nieves que se convirtieron en carreras.

Empero, el venezolano les bajó la cortina para preservar la victoria. El descalabro en todo el sendero fue para Jofrey Martínez.

Bonfil fue el campeón de la séptima edición, pero la temporada pasada cayó en el tobogán y quedó eliminado en la primera fase, mientras que Lázaro Cárdenas se levantó con la corona.

Pero en esta ocasión, los del Ejido se armaron hasta los dientes con la consigna de recuperar el gallardete.

Por lo que esta gran final enfrentó a los dos últimos monarcas del circuito, siendo los Ejidatarios quienes conquistaron su tercer campeonato, recibiendo el premio y el trofeo de manos del presidente de la Liga, Manuel Rentería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here