Feliz medio siglo de existencia campeón Melchor Cob

La quijada de hierro del boxeo peninsular y su mejor púgil en los 90´s cumple hoy 50 años

Mérida.- Península Deportiva envía una sincera felicitación y reconocimiento al doble ex campeón mundial minimosca, Melchor de Los Ángeles Cob Castro, mejor conocido como “El Baby” Cob, quien este día celebra 50 años de fructífera existencia ganándose su lugar en la historia como el primer monarca universal de boxeo producido por el intermitente pugilismo campechano.

Cob Castro, nació en un día como hoy de 1968 en la pequeña localidad de Chiná, perteneciente al municipio de Campeche y desde muy joven, como todos los de su estirpe, sintió la necesidad de llegar más allá de las fronteras de su tierra natal, haciéndolo a través del “deporte de las bofetadas”.

Apadrinado por el empresario gasolinero y pesquero, Manuel Ruiz Mendoza, quien era presidente de la Comisión de Boxeo de Campeche (CBC), Cob Castro comenzó desde jovencito, adolescente, su paso por el boxeo, primero como amateur y luego como profeesional cuando tenía solo 16 años.

DIRIGIDO POR DOS YUCATECOS

Sus primeros entrenadores fueron el fallecido periodista yucateco de nacimiento y campechano de corazón, Ariel Herrera Zozaya y el singular Salvador “Salve” Ortiz (hermano de Silverio “Chamaco” Ortiz) que le enseñaron los primeros pasos dentro del boxeo en el que primero se fue haciendo un nombre a nivel regional y, luego, un estelar a nivel mundial.

Entregado a las manos del recientemente fallecido hombre de boxeo Rafael Mendoza Realpozo por recomendación de Ruiz Mendoza (fueron primos), Cob, con su juventud, enorme fortaleza, aunque escaso punch, y sobre todo enorme talento técnico, fue el centro de una muy interesante campaña boxística que a finales de la década de los 80´s e inicios de los 90´s revivió el boxeo en la Ciudad de las Murallas.

Él, como eje de esa cruzada que generó enormes entradas en la lamentablemente desaparecida Arena Campeche, le dio una esperanza al boxeo campechano y al peninsular, venido muy a menos tras la época de oro del pugilismo yucateco que tuvo a su última estrella en  Lupe Madera, destronado en 1984.

Mendoza Realpozo, sabio mundial y universal del boxeo, confió la preparación y aprendizaje de Cob a otro viejo lobo de mar, Ignacio Beristáin Rocha que supo pulir las paredes del pequeño diamante que le fue entregado.

Triunfos sobre gente como Mario Alberto Ku, Evaristo “Alacrancito” Morales, Julio César Cardona, Jacinto “Maravilla” Serrano, Rafael “Ratón” Alonso, que le fueron llevados a su propia casa y una frustrada salida a Argentina ante José Lagos, le dieron al pequeño Cob el temple para enfrentar a la más grande prueba que cualquier minimosca del planeta podía tener para saber si podía aspirar a un campeonato del mundo.

Esa prueba, como todas las que en verdad lo son, le fue llevada (acorde a los cánones de la gestión boxística) a su casa y se llamó Javier “Candelita” Várguez.

ÚLTIMA PRUEBA EN PELEA DE LOCOS

Así, el 28 de septimebre de 1990, Cob recibió a Várguez en una pelea de exacerbadamente alto voltaje que se definió por decisión dividida, sobreviviendo el orgullo de Chiná a una gran herida en la ceja derecha y a una acometida bestial del “hércules” yucateco y que dejó felices a casi todos e inconformes al bando visitante.

El objetivo parcial estaba alcanzado, Cob sí tenía con qué pelear el campeonato del mundo pues había vencido todos los retos que le fueron presentados e incluso uno más: un accidente automovilístico en una camioneta que conducía y que era propiedad de Ruiz Mendoza, del que salió ileso luego de que el vehículo se salió de la carretera y se volcó.

LA GRAN NOCHE DE SU VIDA

Y la oportunidad le llegó el 25 de marzo de 1991 en Los Ángeles, donde forzó a abandonar en seis rounds al filipino Rolando Pascua, el mismo que recién acababa de destronar y quitarle lo invicto a Humberto “Chiquita” González, quien el 3 de junio de ese mismo año recuperó a costilla suyas el trono minimosca del CMB en una pelea en la que el veredicto fue muy cerrado y sujeto a polémica.

La pelea fue, paradójicamente, una semana y un día después de la gran oportunidad que recibió y a punto estuvo de aprovechar su gran rival, Javier “Candelita” Várguez, contra Michael Carbajal que pujó y resopló para vencerlo por decisión en Las Vegas.

Así llegó el mejor momento en la historia del boxeo y del deporte campechano que se complementó con el surgimiento a gran nivel de otro minimosca, Alfredo Xequé, quien se quedó a un paso de ser una estrella internacional tras ser acallado, apaleado y retirado en la propia Arena Campeche por el durísimo y muy mañoso filipino Domingo “Pretty Boy” Lucas a finales de 1992.

CINCO OPORTUNIDADES CAMPEONILES MÁS

Cob tuvo cinco oportunidades más por el campeonato del mundo, y solo en una se le hizo, una más contra la “Chiquita”, con Michael Carbajal en el respaldo de una velada de Mike Tyson en Las Vegas, una con Jesus Chong a quien destronó por la corona de la OMB (fue también destronado en su primera defensa por el argentino Juan Domingo Córdoba) y dos más con Jorge “Travieso” Arce.

En la primera, en Las Vegas, Arce se sacó la lotería al ser favorecido con una decisión técnica en seis rounds, luego de un cabezazo que le causó una herida a Cob, quien hasta ese momento había demostrado ser superior al sinaloense.

En la revancha, Arce ganó por nócaut efectivo en cinco rounds luego de que Cob, increíblemente, cayó tras recibir un impacto que no parecía tener gran cosa (sólo el que está arriba del ring sabe lo que se siente) y que causó incluso que los aficionados del Palenque de Tuxtla Gutiérrez aventasen cojines inconformes.

QUIJADA DE HIERRO

A su retiro, en 2008 e Cozumel, el pequeño campechano dejó atrás un destacado récord de 87 peleas, con 71 triunfos (34 por nócaut), 12 derrotas (el único nócaut fue el controvertido ante Arce) y cuatro empates. 

Hoy día, Cob, a sus 50 años, es entrenador y promotor de boxeo y tiene en sus manos los destinos del prospecto Ángel “Chaneke” Chan. Ojalá repita con él, en la esquina, la saga triunfadora que tuvo sobre el ring.

Notas relacionadas

Escribe un comentario