Información de Manuel Garrido publicada en la página de FB Adrenalina Deportiva.

Mérida- El árbitro central del partido de vuelta por los cuartos de final de la Liga Nacional Juvenil Sub-17 entre los Venados FC y Pumas UNAM Filial Azores, Rangel Dzib Escamilla, terminó con serias lesiones tras ser agredido por un pseudoaficionado al término del encuentro entre ambos clubes del que los cornúpetas salieron con el objetivo en la bolsa.

Al concluir el cotejo de ayer, empatado 1-1 y en el que por su mejor posición en la tabla los astados lograron su pase a la siguiente ronda, la persona, que se dice es hermano de un jugador del equipo felino, ingresó a los túneles del estadio “Carlos Iturralde Rivero”, pasando por los pocos o nulos filtros de seguridad en el inmueble, y posteriormente en el terreno de juego encaró al silbante y le conectó un cabezazo a la altura de la sien, a la vista de jugadores y gente del circuito.

El sujeto corrió por el túnel principal y regresó hasta las gradas, donde fue encubierto por cierto sector del público donde se encontraba la gente que apoyaba al equipo de Pumas Azores.

Ya en las gradas, e aró un zafarranho en el que interinieron seguidores y familiares de uno y otro bando en el que afortnadamente, a sangre no llegó al río.

El culpable, que no responsable, ya fue plenamente identificado y ha sido objeto de una querella que permitirá, previa expedición de orden de aprehensión, su localizacción, ubicación y aprehensión para que responda a lo que cometió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here