Mérida.- La driectiva de los Tigres de Quintana Roo recurrió a los siguientes argumentos para explicar su salida de la Liga Mexicana de Béisbol luego de militar en ella durante 61 años que ayer lunes se vieron cortados con el anuncio de su propietario de concluir su participación en el circuito.

En una carta, el equipo, dirigido por Cuauhtémoc Rodríguez, pero poseído por Carlos Peralta Quintero, quien es quien toma la última decisión en el mismo, difundió este boletín en el que expone sus argumentos, que para más de uno podrían sonar a pretextos.

El texto señala que  los problemas recientes, que dividieron a los clubes que conforman a la liga (aceptación de peloteros naturalizados)  motivaron a la directiva felina a anunciar su adios.

Sabido era que a Peralta Quintero, el béisbol no tenía la misma importancia que tuvo para su padre, Alejo Peralta Díaz Ceballos y que en buena parte por ello lo sacó de la Ciudad de México, donde carecía de apoyos, para llevarlo primero a Puebla y luego a Cancún, donde lo tuvo sin que le significara una erogación onerosa y sí, quizás, incluso teniendo ganancias como resultó a calor del apoyo millonario que recibió de los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo.

Ahora, tras el cambio de paradigma político en la vecina entidad, donde el nuevo mandatario, Carlos Joaquín González ha dicho que no sostendrá clubes deportivos, Peralta Quintero ha confirmado su intención de vender a los Tigres, con los que desde hace años no estaba a gusto por representar un alto gasto económico.

A continuación, la carta que los Tigres distribuyeron a los medios en ocasión de su “muerte beisbolística”.

 

Cancún, Quintana Roo, 6 de Febrero de 2017.

COMUNICADO DE PRENSA

•A nuestra querida gran afición.

•A la opinión pública.

Derivado de las profundas diferencias de visión y controversias surgidas en el seno de la asamblea de dueños de los equipos de la Liga Mexicana de Béisbol, en donde 7 de los 16 equipos se opusieron a regresar a los estatutos que prevalecieron en nuestra liga hasta la temporada 2015 y que derivaron en privar de la oportunidad de desarrollo profesional a más de 180 jóvenes mexicanos que pasaron por las distintas academias mexicanas con la gran esperanza de hacer una carrera digna como jugadores profesionales, la directiva del Club de Béisbol Tigres de Quintana Roo tomó la difícil decisión de separarse voluntariamente de la LMB.

Desde su fundación, la filosofía y principios que rigieron la vida del equipo de Béisbol Tigres estuvo orientada a convertirse en una cantera de jóvenes peloteros mexicanos, que apegada a principios de excelencia, dedicación y disciplina, tuviera como misión esencial el desarrollo y la formación de talentos mexicanos.

Así, a lo largo de las últimas décadas, la Liga Mexicana de Béisbol estableció límites al número de jugadores extranjeros o de ascendencia mexicana no nacidos ni desarrollados en México.

Lamentablemente, el haber modificado los estatutos en la temporada 2016, provocó que muchos jóvenes mexicanos perdieran espacios y oportunidades para desarrollarse como peloteros ya que se contrataron a más de 180 jugadores extranjeros e hijos de mexicanos no nacidos en México y desarrollados fuera del país.

Gracias al esquema de formación de talento nacional, con que se desarrolló la LMB en las últimas décadas, fue posible formar extraordinarios peloteros que pudieron emigrar y triunfar en las Grandes Ligas, como Fernando Valenzuela, Julio Urías, Ismael Valdés y Roberto Osuna, entre muchos otros.

La filosofía y principios que orientaron el desarrollo de la LMB y que la organización Tigres siempre hizo suya, es la correcta. Consistentes con esta visión, el club siempre ha procurado el desarrollo de los jóvenes beisbolistas mexicanos. Así, creamos la primera academia de peloteros en Pastejé, que dio origen a lo que hoy es la gran academia Ing. Alejo Peralta en el Carmen, Nuevo León.

A lo largo de la historia, el equipo jugó varias temporadas con plantillas de jugadores cien por ciento nacidos y formados en México, coronándose incluso campeones en las temporadas 1965 y 2005.

La directiva, cuerpo técnico y jugadores queremos agradecer a nuestra extraordinaria afición todo el apoyo y soporte que le brindaron al equipo a lo largo de 62 años.

Sin lugar a dudas el aspecto más difícil y doloroso para la toma de esta decisión para la directiva es el impacto a su leal y entusiasta afición que nos ha apoyado incondicionalmente todos estos años.

A toda la afición de Tigres nuestra inmensa gratitud y cariño entrañable.

Reiteramos nuestro deseo de que por el bien del béisbol mexicano se vuelvan a generar las condiciones para que los jóvenes talentos nacidos en México puedan formarse adecuadamente para competir con éxito.

Finalmente, en el espíritu de mitigar los efectos al béisbol profesional mexicano, estamos analizando diversas alternativas que podrían ser dadas a conocer en el futuro cercano.

 

Atentamente.


Club Tigres de Quintana Roo

 

1 Comentario

  1. Y con esta desición en que ayudan al pelotero mexicano? Irónico e irresponsable por la cercanía del arranque de la Liga, Maíz ya estará contento, lo menos que debe de hacer es solidarizarse con tigres abandonar la liga e ir a jugar ambos a las localidades donde no hay beisbol mientras la LMB crece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here