Mérida.- El estratega regio, Juan Francisco “Chico” Rodríguez, sigue hasta hoy como mánager de los Leones de Yucatán descartándose, de momento, alguna otra opción para el equipo melenudo que requerirá, de ser necesario, a la opción que fuese necesaria para mejorar y optar por el título de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), afirmó su presidente, Erick Arellano Hernández.

En el marco de una conferencia de prensa para presentar al nuevo director deportivo, David Cárdenas y para anunciar la llegada al equipo de Wálter Ibarra y Luis Juárez, ambos procedentes de los Sultanes de Monterrey, el joven dirigente melenudo dijo que finalmente, contra lo que la prensa especializada del norte del país señaló, Roberto “Chapo” Vizcarra no ha sido contemplado, por lo que hasta este día, Rodríguez sigue siendo el manejador.

Agregó que, además, a Rodríguez quieren darle más oportunidad, toda vez que la temporada anterior tuvo poco tiempo para mostrarse al frente de las fieras luego de que agarró “el látigo” al final de la temporada pasada tras la salida de Willie Romero.

ESTOS SON LOS REFUERZOS

Por su lado, uno de los dos nuevos melenudos, Luis Felipe Juárez Díaz, mejor conocido con el “Pepón”, nació hace 27 años en Culiacán, Sinaloa.

Tiene ya una experiencia de nueve temporadas con los Sultanes, siendo originalmente cátcher, aunque en las últimas temporadas se ha desempeñado como jardinero izquierdo, primera base y bateador designado. 

En su carrera dentro de la LMB acumula 391 juegos con 350 hits, 107 extrabases de los cuales 31 han sido cuadrangulares para lograr producir 328 carreras. Se coronó Campeón de Bateo de la LMP en la campaña 2016-17, con un porcentaje de .364. Este año tuvo una notable participación con la Selección Mexicana en el Clásico Mundial de Beisbol y la Serie del Caribe

A su vez, Wálter Ibarra Gámez es un brillante infielder con una inmejorable experiencia de nueve campañas jugando en las principales sucursales de los Yanquis de Nueva York y los Dodgers de Los Ángeles.

Originario de Los Mochis, Sinaloa y con 30 años de edad, su llegada a la LMB se dio en 2015 a través de los Sultanes con quienes en estas tres temporadas lleva más de 300 imparables, siendo un bateador ambidiestro de contacto oportuno que seguramente se adaptará a las condiciones el parque de la serpiente emplumada.

Fue en 2014 que lució enormemente con la sucursal AAA de los Dodgers y en 2015 fue invitado al entrenamiento primaveral del primer equipo de los Diamondbacks de Arizona.

La llegada de ambos jugadores se realizó en un movimiento definitivo con los Sultanes de Monterrey que reciben a Ricky Álvarez y Francisco Lugo, quien recién volvió a la organización melenuda procedente de los Vaqueros de la Laguna.

Erick Arellano, reiteró: “Estos cambios forman parte de un esfuerzo contundente por consolidar un equipo competitivo que siga brindando alegrías a la afición yucateca, que nos encanta que sean tan comprometidas y participen siempre con el equipo”. 

Asimismo, dijo: “Nuestro compromiso con la afición es contar con el mejor equipo para ofrecer un espectáculo deportivo y convertir a los Leones en la franquicia más importante del béisbol mexicano. Estoy convencido de que con estos movimientos contribuiremos a alcanzar nuestros objetivos”.

NEGRÍN Y EL “CACAO”, LOS ÚNICOS EXTRANJEROS SEGUROS

En otro asunto, el presidente ejecutivo de los Leones de Yucatán informó que hasta el momento, los únicos extranjeros seguros en el equipo son el lanzador cubano Yoanner Negrín y el dominicano Jesús “Cacao” Valdez a quien recién reintegraron al equipo tras su muy criticada salida hacia los Vaqueros.

Sobre el tema, Arellano reconoció que además de su incuestionable calidad, en el regreso de Valdez a los Leones mucho tuvo que ver la presión de la gente en redes sociales y por ello decidieron volverle a poner la melena.

Respecto a Ronald Belisario, dijo que carecen de certeza sobre su regreso, toda vez que su gran calidad lo puede poner en camino hacia las Grandes Ligas, o el béisbol de Japón, donde ganan carretadas de dólares.

NO A AMPLIACIÓN DEL PARQUE, PERO SÍ A AMENIDADES Y A EVENTUAL ACERCAMIENTO DE BARDAS

Al referirse al proyecto que él mismo dio a conocer meses atrás de incrementar el aforo del parque Kukulcán ampliandolo en extender el segundo piso hacia los jardines derecho e izquierdo, Erick Arellano consideró que ello seria inviable a raíz de los recientes terremotos que impactarían en el presupuesto federal 2018 y que no permitirían al gobierno estatal autorizar un presupuesto para que ambas partes concreten ese aumento de localidades.

Empero, dijo que sí pretenden construir algunas amenidades en la zona de general (jardines), lo que podría implicar un acercamiento de las bardas que favorecería un béisbol más espectacular, de más jonrones, que no son tan frecuentes en el Kukulcán, pero que sí van acorde a la imagen que la liga busca para el circuito.

Al dejar en claro que esto no es un hecho (el acercamiento de las bardas), Arellano Hernández se dijo a favor de un béisbol más genuino, de más pitcheo, por lo que incluso disfruta más duelos de serpentinas y scores como 1×0.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here