Futbolista pone de luto a Dzidzantún

Enrique Santoyo pasó a mejor vida tras invocar a la Diosa Maya del suicidio

Dzidzantún.- Habitantes de esta localidad despidieron ayer con enorme congoja al joven futbolista Erique Santoyo Pereira, quien por causas no establecidas decidió privarse de la existencia el domingo pasado colgándose del hamaquero de su cuarto.

Santoyo Pereira, quien se suma a la larga lista de yucatecos que invocaron a la Diosa Ixtab (deidad del suicidio de los mayas) se despidió por voluntad propia del mundo a tan solo 25 años de haber nacido.

Versiones extraoficiales apuntan a que el ahora eterno pasaba por severos problemas familiares.

Jugaba para el club español de Cansahcab del que fue uno de sus baluartes y que militaba en ligas de la región.

Tras detectar algo raro con él, sus familiares ingresaron al cuarto en el que se encontraba luego de que no respondía a los llamados a la puerta y lo encontraron ya colgado e inconsciente.

Lo llevaron a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde los médicos les indicaron que si bien su intervención fue valiosa, fue estéril apenas por unos minutos, pues acababa de fallecer.

 

El sepelio tuvo lugar en el panteón municipal.

Notas relacionadas

Escribe un comentario