¡EN LA CIMA!

En la víspera de la recta final, los Leones retornan al ansiado liderato

Por Jorge Canto Alcocer publicado en el Diario Por Esto

Mérida.- Tras una cacería de semanas, los Leones de Yucatán volvieron este domingo a la cumbre de la Zona Sur y de toda la Liga, alcanzando a unos Pericos que siguen fajándose pese a sus limitaciones.

Un doble triunfo dominical marcó el ascenso de las fieras, que volvieron a barrer a los Toros de Tijuana, tras llevarse por dos juegos a uno la serie de inicio de semana contra los habitantes del averno. En un tiempo de escaso bateo, como es la costumbre en nuestro campo, los grandes protagonistas fueron los serpentineros, quienes continuaron mostrando un dominio asombroso.

El cubano Yoanner Negrín fue el comandante de la tropa, con 15 y dos tercios lanzados –incluida blanqueada de nueve episodios frente a la artillería infernal, la más poderosa de la Liga- sin recibir carrera.

Su segundo juego completo y segunda blanqueada de la semana se le escapó con un jit “de piedra”, pues lo que iba a ser el out 21, una rola franca a los dominios del intermediarista Diego Madero, se topó con una piedrita para dar un bote impresionante e internarse al jardín central, lo que trajo al cerrador Pedro Rodríguez para completar la faena a los astados bajacalifornianos en el primer juego de la doble cartelera.

Además de las formidables actuaciones de Negrín, Kramer Sneed tiró un juegazo, aunque salió sin decisión, y Jonathan Castellanos y Danny Gutiérrez cumplieron con suficiencia, aunque tampoco obtuvieron la victoria. Pero los abridores yucatecos contuvieron en un puño a las ofensivas rivales, en tanto que los relevistas -con la exclusiva excepción de Fredy Quintero– hicieron lo propio.

No hubo mucha metralla, es cierto, pero lo que más destacó fue la oportunidad en el bateo y, sobre todo, el corrido de bases. Y si los Leones dejaron en el terreno a Tijuana el viernes con una espléndida carrera de Corey Wimberly, la victoria en el segundo del domingo tuvo como uno de sus mayores responsables a Francisco Lugo, quien realizó una magnífica atrapada en el izquierdo para evitar carrera en los inicios del juego, y se fue a home con la del gane aprovechando un parpadeo de la defensiva de los Toros. José Juan Aguilar y Diego Madero también destacaron, en una semana en la que Leones sólo necesitó 18 carreras para llevarse cinco triunfos.

Este martes marca el inicio de la recta final, pues sólo faltan cinco semanas y media para el cerrojazo, con 35 partidos por jugarse y las posiciones del Sur ya prácticamente cocinadas, y el liderato es lo único que se compite, ya que Tigres están bien afianzados en el tercer lugar, muy lejos de la cima –siete juegos y medio- y también muy por delante de los Piratas de Campeche –seis juegos detrás de Quintana Roo-, quienes a su vez le sacan la friolera de ¡nueve encuentros! a un Oaxaca que comanda al grupo de los coleros.

Aunque matemáticamente todos tienen aún posibilidades, lo cierto es que tendría que ocurrir una espantosa catástrofe a Campeche y un asombroso milagro a los Guerreros o a alguno de los otros tres equipos –las dos situaciones al mismo tiempo- para que se pierda tamaña ventaja. Entonces, casi podemos asegurar que quien quede como líder enfrentará a los filibusteros; en tanto que la otra posición la dirimirán el sublíder con los felinos cancunenses.

Y, como desafortunadamente es costumbre temporada tras temporada, los equipos rezagados comienzan a desmantelarse. Hasta ahora, el que ya “tronó” y se está deshaciendo de todo lo que puede son los Delfines del Carmen, quienes enviaron a Rieleros de Aguascalientes a su cerrador Tiago da Silva, a los Sultanes de Monterrey al abridor Mario González y a los Piratas de Campeche a Oscar Rivera, al receptor Jesús Vega y al antesalista Henry Rodríguez.

Con estos cambios, los Delfines eliminan algo así como la mitad de su nómina, pero, sobre todo, le resta seriedad a su participación en el resto del campeonato. Muy mal por la reglamentación de la Liga, que permite estos desfondes, que terminan siendo un fraude para la afición.

Los Olmecas de Tabasco ya también parecen haber empezado a reducir gastos y, probablemente, no tarde mucho el Aguila de Veracruz en hacer lo mismo. Como vemos, hasta ahora el equipo que más se ha beneficiado de la “liquidación” de los Delfines son los Piratas, lo que los convertirá en un rival mucho más peligroso de lo que sus números indican.

En particular, la adquisición de Óscar Rivera pareciera tener a nuestros Leones como dedicatoria, dada la debilidad que el bateo selvático muestra ante lanzadores de brazo equivocado.

La semana se muestra propicia para las fieras, pues la iniciamos visitando a los débiles Olmecas, para luego cerrarla recibiendo al Aguila, equipo que al momento lleva el farol rojo. Los Pericos, entre tanto, reciben a los Delfines, en serie que parece para barrer, pero luego visitará a los reforzados corsarios, en un enfrentamiento que en el papel luce mucho más competido. Ya comentaremos.

Notas relacionadas

Escribe un comentario