México.- A pesar del imponente refuerzo que representó tener a Agustín Carstens –quien el año pasado envió al menos dos pelotas hacia la calle– el equipo de beisbol de los Hacendarios, encabezado por José Antonio Meade, titular del ramo, mordió este sábado el polvo de la derrota 20-12 frente a los Legisladores,dirigidos por el senador priista Joel Ayala.

Previendo la derrota, y con cierto laconismo e ironía, el titular de la hacienda pública y primera base había confiado a la prensa: “A los legisladores, a veces, hay que dejarlos ganar o empatar.”

Durante 135 minutos, en un encuentro no carente de emociones, errores garrafales ycachirules, los Legisladores tundieron de metralla a los Hacendarios, no obstante que tenían como cuarto bat a Sergio Hidalgo Monroy, director del ISSSTE. “¿Así tienes de surtidas las farmacias?”, le gritaba la palomilla brava desde las tribunas.

Sin uniforme como tal, con un pants que amagaba caérsele a cada intento de zancada en pos de la primera, el bateador designado Carstens, titular del Banco de México, sentenció a sus adversarios: “Soy autónomo, sí, pero siempre Hacendario”.

Sólo que en sus únicos dos turnos (llegó a partir de la quinta entrada) apenas roleteó a la segunda base, en donde Emilio Gamboa lo fulminó en primera, sin miramientos.

“Nos veremos en la siguiente comparecencia”, le advirtió a Gamboa el fallidotumbabardas.

Minutos antes, Joel Ayala, líder de los burócratas, evidenciaba cierto temor porque en la junta previa de mánagers ya le habría adivinado el futuro a Meade: “Les vamos a ganar”. Pero el responsable de Hacienda le reviró: “Los vamos a auditar”.

El pitcher de los vencedores, Carlos Rojas Gutiérrez, ex senador priista y ex secretario de Sedesol en tiempos zedillistas, sostuvo un duelo hasta la cuarta entrada, cuando el partido aún estaba empatado a cuatro carreras. Pero lo venció el cansancio en la quinta entrada, cuando tuvo que salir dejando dos corredores.

En el equipo vencedor de legisladores le rompieron las costuras adoña blanca, entre otros el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez (Malova) que se fue de 5-5, con una base por bolas, pisando cuatro veces la registradora; el diputado sinaloense Jesús Valdés Palazuelos, con un jonrón y cinco impulsadas, aunque al final sufriera un tirón en el muslo izquierdo.

Además, el cachirul secretario de Salud, Salomón Chertorivski, quien tras dos rodados a las paradas cortas por fin encontró la bola y pegó doshits; y Emilio Gamboa, líder de los senadores priistas, quien se ponchó una vez, pegó unhity se embasó en dos ocasiones por base por bolas y error del parador en corto, aunque para el anotador oficial no hubo pifias en el encuentro.

Completaron la novena de los legisladores los senadores José Rosas Aispuro y Daniel Amador Gaxiola; así como los ex diputados Alfredo Villegas, quien disparó dos jonrones, Germán Contreras; y el director general del Conacyt, Enrique Villa Rivera, quien siempre mostraba su frustración cuando el “ampayita” le cantaba out en la primera almohadilla.

Del lado de los Hacendarios, aparte de Meade, Carstens e Hidalgo, estuvieron varios funcionarios de Hacienda y del ISSSTE, que estuvieron a la altura a la hora de los tablazos, pero sus pitchers no traían nada en el brazo.

Con el respaldo de dos glorias de la historia del beisbol mexicano, Ramón “El Abulón” Hernández en la tercera base, y “AlfredoEl Zurdo” Ortiz, cerrador y salvador del encuentro, los Legisladores celebraron el triunfo, con lo cual la serie entre ambos equipos es ahora de tres ganados para los Legisladores, dos para los Hacendarios y un empate, de 17 carreras por bando, el año pasado.

Al final, ambos equipos se fundieron en abrazo fraternal, se tomaron la consabida foto y declararon ufanos, amenazadores, que se volverán a ver las caras el año entrante, pero ya en un nuevo sexenio.

Luego de autografiar varias pelotas de beisbol, Carstens le reclamó a Gamboa haberlO dejado out en dos ocasiones y lo amenazó que se volverían a ver “en la próxima comparecencia en el Senado”, a lo que el líder senatorial de los priistas le anticipó, benevolente: “Ahí sí vas a meter varios jonrones, sin duda”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here