Monterrey.- El púgil nayarita José “Tecuala” Argumedo defendió por tercera ocasión el campeonato mundial mínimo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) luego de noquear en ocho rounds al colombiano Gabriel Mendoza en esta capital.

Argumedo, boxeador de perfil discreto, pero que con base en esfuerzo y talento ha ganado ya cierto reconocimiento en el concierto pugilístico universal, ganó luego de que el médico de ring dictaminó que el sudamericano Mendoza no podía proseguir por una cortada en el párpado izquierdo. El tiempo oficial fue de 43 segundos de ese octavo episodio.

El campeón lució superior a Mendoza al que fue sometiendo asumiendo, paradójicamente, la posición de desafiante buscando castigarlo, lo que logró con un golpeo versátil en la cabeza y el cuerpo que sacudió con ganchos que no inmediata, aunque sí posteriormente, le pasaron la factura al colombiano.

Empero, el  mexicano tuvo un ligero susto en el quinto acto al sangrar de la ceja izquierda, lo que pareció ser un acicate al forzarlo a acentuar su ritmo con golpes de todos colores y sabores que abrumaron a Mendoza que, valiente, se negaba a ceder.

El séptimo round fue de dominio intenso del mexicano que parecía encaminarse a la victoria antes del límite, lo que finalmente ocurrió en el siguiente episodio, cuando le reventó la ceja, dejando una lesión peligrosa que el médico ya no consintió.

Fue la tercera defensa del nayarita, quien mejoró su marca a 20-3-1, con 12 puestos fuera de combate. Mendoza quedó con récord de 28-5-2, con 23 kos.

La pelea, por cierto, se llevó al cabo dentro de los estudios de un canal televisivo en algo muy poco común, pero que seguramente se irá haciendo costumbre en la época actual en la que la televisión y no los organismos, es la que controla el boxeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here