Mérida.- El púgil sonorense Orlando “Siri” Salido anunció, como debía ser y, como se esperaba, su retiro del boxeo, poniendo así fin a una dura, difícil, vistosa y legendaria carrera que le permitió pasar a la historia por su carácter indómito, más que por sus resultados.

La derrota inesperada ante un también enjundioso, pero menor jerárquicamente chihuahuense Miguel “Micky” Román, fue el detonante de su decisión que llega en un buen momento que se supone tiene al gran Salido en una sólida posición económica, si bien no nadando en dólares, porque, increíblemente, nunca pudo cobrar bolsas millonarias hasta donde se sabe.

Salido, al término de la pelea que finalizó en el noveno round por nocaut técnico, dejó en claro que esta fue su última batalla.

SE ACABÓ, AFIRMA EL “SIRI”

“El tiempo cuenta, también el desgaste del cuerpo, se acabó, ésta es la última pelea”, dijo el originario de Ciudad Obregón, Sonora, al término del duelo estelar de la velada.

Una guerra fue la que ofrecieron ambos pugilistas, donde “Micky” mandó tres veces a la lona al “Siri”, quien comentó que por los años que tiene en el ring y luego de tantas peleas “ya no es uno el mismo”.

“Siri” Salido debutó como pugilista profesional el primero de marzo de 1996 con una derrota ante Iván Cázares.

Fue campeón mundial en dos diferentes divisiones y vivió incontables guerras. Se marcha con récord de 44-14-4, 31 por la vía del nocaut.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here