El “Púas” Olivares y Sulaimán fuman la pipa de la paz

Olivares había demandado al consejo por la publicación de una imagen suya en un billete conmemorativo de lotería

México.- El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) dio vuelta a la página y de manera encomiable, digna del organismo más influyente del pugilismo hoy día, abrió de nuevo sus puertas para recibir con bombo y platillo a uno de sus símbolos más importantes e ícono sin igual de la fistiana mexicana, Rubén “Púas” Olivares, a quien honró en una ceremonia que se realizó en el marco de su encuentro semanal con la prensa capitalina.

El CMB y su presidente, Mauricio Sulaimán permanecían distanciados del “Púas” y éste del propio organismo a raíz de una demanda que el ex púgil instrumentó contra el organismo luego de que éste incluyó una imagen suya en un billete conmemorativo de lotería que reconocía a esa entidad pugilística y por el que el guerrerense pidió regalías, es decir, una compensación económica.

Ahora, luego de haber dialogado y arreglar las diferencias, Sulaimán, en una medida que lo enaltece, decidió presentar a al “Púas” Olivares una medalla del CMB por ser quien es, ofreciéndole también una merecida ronda de aplausos.

El ex campeón de peso gallo y peso pluma peleó en 105 ocasiones, consiguiendo ochenta y nueve victorias con setenta y nueve KO´s , 13 derrotas y tres empates; su carrera fue una brillante.

Durante su apogeo, ningún oponente tenía probabilidad de derrotarlo, asegura, con gran certeza y sustento un comunicado del propio CMB.

Los asistentes a la conferencia semanal del CMB fueron cautivados con una proyección de sus más grandes actuaciones.

El maestro de ceremonias para este evento fue el famoso y respetado comentarista de boxeo para televisa Roberto Sosa, quien acertadamente resumió la película exclamando: “Extraordinario!”

La crema de la crema de los opositores: Una trilogía contra Jesús “Chucho” Castillo, Lionel Rose, Bobby Chacón, Rafael Herrera y Alexis Arguello.

Abrazando a Rubén, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán dijo: “Es un placer, un honor y un nuevo camino para el Púas”.

Mauricio elogió la felicidad, energía y carisma de Rubén, mencionando que en cada ceremonia de inducción al Salón Internacional de Boxeo de la Fama de Canastota, Rubén es siempre, una de las tres estrellas más populares.

Y casi como un pródigo Rubén, esbozó esa famosa sonrisa, diciendo: “Gracias a todos por el reconocimiento y el amor.”

Notas relacionadas

Escribe un comentario