(Imagen con fines ilustrativos únicmente de un proyecto previo de estadio; no forma parte de un proyecto concreto avalado hoy día por la directiva de los Leones de Yucatán)
Mérida.- El Presidente Ejecutivo de los Leones de Yucatán, Erick Arellano Hernández, informó hoy que el poyecto del nuevo estadio de béisbol en Yucatán se mantiene vigente y que prevén echarlo a andar y concretarlo durante la presente administración estatal y federal.
En breves declaraciones, a su salida de la rueda de prensa de esta tarde en un restaurante adyacente al parque Kukulcán, el también empresario sinaloense, quien ya previamente años atrás hizo una importante inversión de decenas de millones de pesos (unos 80) en el parque Kukulcán, en conjunto con la pasada administración, señaló que ese proyecto no sólo no se ha borrado del imaginario de la directiva, sino que sigue vigente.
Al insistirle la pregunta ante la importancia y dimensión que ese proyecto de infraestructura significa, Arellano Hernandez, reiteró que sí, es ya una iniciativa que está en desarrollo y se refirió al parque como “en dos o tres años más”, pero no precisó (por la premura del tiempo de su salida), si estaría concluído o si su construcción iniciaría en ese lapso.
“Pregúntale cuando lo veas al gobernador, para que veas”, comentó el mandamás de los Leones de Yucatán en su caracteristico estilo directo y franco.
En este sentido, al ser consultado, sostuvo que mantienen una muy buena relación con la aún nueva administración del gobernador Mauricio Vila Dosal, cuyo director del Instituto del Deporte del Estado de Yucatán (IDEY), Carlos Sáenz, estuvo presente en esa conferencia de prensa en la que la directiva melenuda presentó a Luis Carlos Rivera como nuevo estratega del equipo.
Vila Dosal y Arellano Hernández mantienen afinidad en distintos rubros, tanto en el ideario político, pues ambos han aspirado y competido en su oportunidad por cargos de elección popular por el PAN, además de ser también empresarios, lo que presumibemente favorecería ese gran proyecto que sería, de concretarse, un real “hitazo” para la sociedad yucateca, para la que el béisbol es una segunda religión, sobre todo desde que el de los Leones es (a partir de los hermanos Arellano Hernández) un equipo del más alto nivel en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).
Finalmente, Arellano Hernández, quien desde años atrás ha pugnado por un nuevo estadio de béisbol en Yucatán y que no halló respuesta en la pasada administración estatal, no precisó en qué parte de Mérida estaría el nuevo parque y tampoco dio mayores detalles de ese proyecto.
Acto seguido, se retiró del restaurante.
Arellano Hernández señaló la madrugada del 29 de junio pasado, durante la celebración del cuarto campeonato de sus Leones de Yucatán, que el estadio era una necesidad para aspirar a proyectos mayores como el de traer partidos de Ligas Mayores a esta ciudad.
Agregó entonces lo siguiente:

Citó el esfuerzo que la directiva de los Sultanes de Monterrey hizo para acondicionar el parque de esa ciudad y traer un juego de Ligas Mayores recientemente.

Recordó que ese proyecto requirió de una inversión de unos 100 millones de pesos, lo que en su opinión no es aplicable para el parque Kukulcán.

Añadió sobre el tema que tan sólo, para tener un alumbrado como el que el parque regio tiene y que le permitió calificar para un juego de ese nivel, deben de ser invertidos unos 400 o 500 mil dólares, unos 10 millones de pesos.

“Este (el Kukulcán) es un parque que aún tiene buena cara, pero que ya no es funcional para esos proyectos, luce bien por fuera, pero sus entrañas, sus venas están ya añejas, explicó.

Para pensar en cosas mayores, de acuerdo con el entrevistado, sería indispensable pensar en un nuevo parque y pensar en ello es cosa, verdaderamente, de Grandes Ligas, toda vez que la inversión ya no sería factible en el “Nido de la Serpiente Emplumada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here