Mérida.- César Arjona Villegas ha cultivado semillas de boxeadores en el oriente de Mérida desde hace 12 años…y desde hace algunos ya cosecha algunos frutos.

Y aunque su huerta aún no genera aún el esperado, el que lo lleve a las grandes arenas del mundo, él sigue trabajando apostando a su constancia y a su amor por el boxeo para algún día tener el boxeador, cuyos resultados compensen su larguísimo, sostenido y hasta ahora poco afortunado esfuerzo.

“El Platanito” ha montado, por sus propios medios, una escuelita de boxeo en el fraccionamiento Fidel Velázquez, al oriente de la ciudad, donde entrena a medio centenar de muchachos.

Su labor deportiva la realiza sin apoyo oficial, ni patrocinios, prácticamente por amor al arte de la fistiana, aunque sus necesidades económicas diarias lo tienen contra las cuerdas.

Guantes gastados, rotos, y un improvisado ring formado por una vieja alfombra sobre el piso del local social denominado “Xóchitl” son los implementos de que dispone para fomentar la práctica del boxeo en esa zona.

Sin embargo, no se desanima. Piensa que es mejor dejar aquí la energía de los jóvenes, canalizada hacia el deporte, sobre todo en esa zona de la ciudad que tradicionalmente es considerada fuente de pandillerismo y delincuencia.

De 51 años de edad, Arjona relata que fue boxeador, práctica en la que debutó a los 14 años como profesional, aunque tuvo que retirarse a los 21 por una lesión.

Actualmente se dedica a la albañilería, pero casi nunca hay trabajo en ello. Para entrenar a los muchachos tampoco cobra una cuota fija: “Es una colaboración voluntaria según las posibilidades de ellos, ya que muchos provienen de familias en situaciones difíciles”.

El “Plátano” relata que empezó entrenando a su hijo Óscar en la sala de su casa y poco a poco se fueron agregando otros jovencitos. Su retoño ya suma más de 10 peleas y los demás muchachos también han tenido oportunidad de participar en numerosos torneos.

Antes entrenábamos en mi casa, luego nos dieron un buen espacio y hoy tenemos la oportunidad de estar aquí en este lugar que tiene luz, tiene techo y es más apto para los entrenamientos”.

Según el entrevistado, “De aquí han salido nueve campeones regionales, 84 campeones estatales y varios profesionales (no recordamos cuáles).

César “Platanito” Arjona señala que cualquier persona puede ir a entrenar box con él. Ofrece su número 9991464361 para mayores informes.

Y a pesar de asistir como entrenador de la selección yucateca de boxeo a dos olimpiadas nacionales, señala que no recibe apoyo de alguna instancia oficial o dependencia.

“Fui sin goce de sueldo a Guanajuato para la Olimpiada Nacional en 2013, trayendo una plata y dos bronces, y también estuve en la Olimpiada de 2011 en Yucatán con buenos resultados”.

Algo triste, reconoce que para gente como él, que trabaja en el deporte por su cuenta, en forma particular, no hay oportunidades de desarrollo, pero confía en que el día grande, el esperado, no está muy lejano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here