Guadalajara.- Una vez más el infortunio, reflejado en el crimen afecta al boxeo de Jalisco, donde un boxeador se debate esta noche entre la vida y la muerte tras ser baleado  por causas que aún son desconocidas.

El jalisciense Jorge “Pilón” Lara, paradójicamente en época del Día de Muertos, fue objeto de una balacera que le redituó cuatro tiros que lo tienen en grave estado en el Hospital Civil de Guadalajara, a donde llegó tas sufrir un paro cardiorespiratorio.

Los reportes aseguran que el pugilista recibió dos de los cuatro tiros en la zona de los pulmones, uno en un glúteo que le atravesó el área genital y le perforó un testículo, y uno más le dio en la columna vertebral.

De acuerdo con los reportes recabados por boxaldia.com y NotiFight.com, los hechos ocurrieron en el cruce de las calles Joaquín Amaro y Hacienda La Calera en la colonia Oblatos de Guadalajara, donde sujetos armados corretearon al boxeador por varias cuadras hasta que lo alcanzaron con sus armas de fuego, para luego darse a la fuga en dos autos.

Los paramédicos de la Cruz Verde lo levantaron y estabilizaron tras sufrir el referido paro cardiorespiratorio, para ser llevado luego al nosocomio, donde los pronósticos son reservados.

El récord del infortunado boxeador es estacadisimo, aunque había estado peleando de manera intermitente en los tres últimos años: 29-1-2 21 kos. Perdió el invicto apenas en su última pelea en abril pasado.

Antes de Lara, fueron asesinados en años recientes Rafael “Chocho” Guzmán, Alejandro “Cobrita” González jr. y el ex campeón del mundo, Ulises “Archie” Solís fue agredido por el ahora campeón mundial medio, Saúl “Canelo” Álvarez, quien acabó con su carrera al fracturarle la quijada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here