Mérida.- El presidente ejecutivo de los Leones de Yucatán, Erick Arellano Hernández no sólo no oculta su malestar, sino que reprocha a sus jugadores el mal momento por el que pasa el equipo desde el inicio de la serie en Cancún contra los Tigres que al “barrer” a los melenudos le dejaron un mal presentimiento al joven ingeniero naval mazatleco.

Y eso que no los vio jugar esta noche contra los Piratas de Campeche.

En declaraciones este viernes, posteriores a la rueda de prensa que tuvo como propósito presentar una campaña de mercadotecnia, tema que por la falta de habilidad mediática de la nueva empresa de ese ramo quedó relegado, Arellano Hernández incluso advirtió que sus Leones podrían “irse” en el primer play off, cosa que no le extrañaría tras haberlos visto jugar esta semana.

“Después de los dos primeros juegos que nos metieron los Tigres yo viajo a Cancún a platicar con el cuerpo técnico y con algunos jugadores, no me pude quedar al tercer juego, porque hubiera llegado en la madrugada y no hubiera podido estar en condiciones de asistir a esta rueda de prensa con ustedes.

“No me quedé, pero perdimos nuevamente”, dijo el directivo para añadir que si bien hay presión, los jugadores han entrado en un estado de confort, conformismo por estar calificados desde hace mucho tiempo.

“Nos ha hecho un daño tremendo la zona sur, nos daña el nivel, nos ha dañado el calificar antes de tiempo, mucho tiempo de anticipación, nos ha dañado el ser líderes siendo a lo mejor el cuarto o quinto en porcentaje; de manera general nos ha dañado bastante que 13 equipos tengan la posibilidad de entrar al play off jugando para menos de .450.

Al seguir expresando su desacuerdo con el momento actual del club, Arellano Hernández añadió en una sentencia que suena a una real, tétrica pesadilla: No se sorprendan que nos vayamos en el primer de play off.

“A eso fui a Cancún, y esas fueron nuestras palabras, sean los Tigres, sea León, sea Campeche, sea Veracruz, el que sea nos va a ganar sí están saliendo con la actitud con la que jugaron contra los Tigres.

En opinión del león mayor,  hay relajación, falta de hambre, conformismo y dice entenderlo porque a lo mejor se están administrando (los jugadores), “pero el hecho que lo entienda no quiere decir que me guste y que esté conforme.

“No me gusta lo que vi en Cancún, no me gusta perder tres juegos, no me gusta que nos barran, me gustaría, me hubiera quedado satisfecho si los veo pelear, pero no vi un equipo peleador no vi un equipo con dignidad como se los dije ayer”, agregó.

Echado para adelante, franco, directo, sin rodeos, como buen norteño, cuestionó. ¿Qué es lo que sucede?, y respondió él mismo.

“Cuando vamos a Cancún, desgraciadamente el jugador se programa, coinciden vacaciones familiares y las programan cuando van a jugar contra los Tigres, entonces eso sucedió y no lo estoy inventando y es una falta de respeto total de quien lo haga porque estás en tu trabajo y no estás al 100 por ciento”.

“Los jugadores, sin embargo están en un equipo y no los puedo calificar por individualismo, pero el equipo se vio muy mal hicimos tres carreras en 27 entradas y también hay que darle mérito a los Tigres que nos jugaron muy bien con grandes piezas de pitcheo.

“Sin embargo, no nos van a jugar diferente en play off, entonces si no se ajustan esos tres juegos, si el equipo no se prende, si no salen los líderes, el que nos agarre nos va a hacer lo mismo de ahora y si no se obtiene el título, pues lo voy a considerar un fracaso, y creo que mi hermano más que yo.

“No podemos pedirles menos, no los podemos felicitar por pasar al playoff, pues para eso se armó el equipo”, afirmó.

A pregunta del destacado cronista Eddie Baeza, Arellano negó que con esto sus jugadores pudieran estar sugiriendo pedir un “incentivo”, cosa recurrente, al menos hasta hace algunos años en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

“El jugador no está pidiendo ningún incentivo, el jugador está cómodo en la organización, dudo que haya un jugador que no esté cómodo en el equipo, la cosa no va por ahí, nada más es un tema de relajación, de confianza, de falta de hambre”, insistió.

“EL CANELO”, EXCELENTE DIRECTIVO, PERO MAL COMUNICADOR…Y LOS ARELLANO TAMBIÉN

A pregunta de Eddie Baeza sobre su nueva estrategia de mercadotecnia que implicaría un mayor acercamiento de la organización y de los peloteros con los aficionados, Erick Arellano dijo que no están satisfechos pese a los evidentes, innegables grandes avances que los Leones han tenido desde 2014, cuando ya oficialmente se hicieron cargo del club.

“No estamos estáticos, no estamos satisfechos, no sé si es un defecto o una virtud, pero estamos buscando qué es lo que podemos mejorar en lo deportivo y ahora en el área de mercadotecnia, o sea, la comunicación con ustedes, la comunicación con el aficionado.

Juan Carlos (“Canelo” Canizales) (Director Deportivo) no es el mejor comunicador, ni expresivo, ni el más sociable, tampoco lo soy yo y tampoco Juan José (su hermano y Presidente del Consejo de Administración de los Leones) y por eso llegan los expertos (una agencia de mercadotecnia de la Ciudad de México que contrataron).

LE DICEN QUE ES HASTA UN PEL….

“El trabajo de Juan Carlos, es el deportivo, pero entonces me lo critican que porque “el Canelo” es un así, como dicen ustedes aquí que mencionan a la mamá (un pel…)  quizás sí lo sea, pero él no viene a socializar con los aficionados, ni con la prensa

“Él viene a hacer un trabajo específico que es el deportivo y yo creo que lo he hecho muy bien, de manera excelente, él ha sido ahora sí que una punta de lanza, nuestra guía en lo deportivo y pues ha hecho al equipo más ganador en los tres últimos años, ¿qué le puedo reclamar?, que el equipo no haya bateado en el playoff?. ojalá pudiera uniformarlo para que lo haga”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here