Miami.- Saúl “Canelo” Álvarez aceptó, ya virtualmente liquidar su compromiso y adeudo con el promotor puertorriqueño Félix “Tutico” Zabala, a quien debe aún más de ocho millones de dólares como resultado de haber perdido la demanda que aquél interpuso en su contra por incumplimiento de contrato tras haber sido el primero en traerlo a Estados Unidos y organizarle una campaña boxística, pese a lo cuál terminó yéndose con su hasta ahora promotor, Óscar de La Hoya.

Álvarez, conocedor de que la justicia estadounidense, muy diferente a la mexicana, pues los casos de influyentismo y corrupción son un “rara avis”, prefirió depositar nueve millones de dólares para que la bolsa que ganó contra Julio César Chávez jr. (se dice que fueron 18 millones de dólares) y pelear tranquilo sabiendo que su sueldo y el de los demás participantes de la velada estaban asegurados.

El depósito fue hecho ante un tribunal de esta ciudad ante el que el caso se encuentra radiado y que ya en su momento falló en dos ocasiones en favor de Zabala, titular de All Star Promotions.

Los nueve millones de dólares, si bien están sólo en calidad de depósito y no han sido entregados a Zabala, tienen como su destino inminente una cuenta de banco del empresario boxístico, hijo del legendario promotor cubano sr. Félix “Tuto” Zabala.

Aunque con mínimas, por no decir nulas posibilidades, los abogados del “Canelo” mantienen vigente una apelación para tratar de revertir a su favor el caso y evitar que el dinero sea cobrado por “Tutico” Zabala.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here