Información de FDB PLUS.

México.- Saúl “Canelo” Álvarez (53-1-2, 36 KOs) se convirtió el sabado pasado en el campeón de peso semipesado de la OMB con un nocaut en la undécima ronda ante Sergey Kovalev (34-4-1, 29 KOs).

Las tarjetas, evidentemente divorciadas de la realidad

Canelo, quien peleó por última vez en 160 libras cuando derrotó a Daniel Jacobs en mayo, avanzó dos divisiones para pelear en 175 libras.

COMPETENCIA BOXÍSTICA TÁCTICA Y POCO EMOTIVA

Fue una competencia táctica durante la mayor parte de la pelea

Kovalev trabajando su jab y recto de derecha haciendo muy bien su labor para mantener a Canelo lejos.

Puede interesarte:

La Escalera al Estrellato: Los aciertos (muchos) y errores (pocos) del “Canelo”

Canelo comenzó a tomar fuerza en la novena y décima ronda, soltando sus golpes de poder que estaban mermando poco a poco al entonces campeón mundial semipesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Durante la undécima ronda, el “Canelo” conectó con una combinación de golpes con poder a la cabeza que envió a Kovalev hacia la lona sacándolo contra las cuerdas.

La pelea fue rápidamente interrumpida por el árbitro quien decretó automáticamente un nocaut.

Los jueces, hasta ese entonces llevaban unas tarjetas bastantes dudosas con puntuaciones que cuando las vieron los fanáticos, comenzaron a molestarse.

Dave Moretti la llevaba 96 a 94 a favor del mexicano, mientras que otro de los jueces, Julie Lederman, mantenía la misma puntuación.

El último juez dictaminó un empate hasta el momento con un 95 a 95.

Lo dudoso es que el “Canelo” estuvo incómodo durante el principio de la pelea, hasta el asalto del nocaut, con un 1-2, Sergey Kovalev estaba más que cómodo a su distancia y sumaba puntos ganando asaltos.

(La tarjeta de península deportiva tenía arriba al europeo 116-112)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here