Las Vegas.- Saúl “Canelo” Álvarez puso el escenario para una megapelea cuando se dirigió hacia una muy fácil decisión unánime sobre Juio César Chávez jr. para reclamar los derechos de encabezar la celebración del fin de semana del 5 de mayo en esta ciuad.

Álvarez, de 26 años, usó como a Chávez para una práctica de tiro al blanco durante 48 minutos de pelea, en los que practicó sus combinaciones, así com sus jabs, ganchos a su propia y absoluta voluntad, mientras sumaba todos los puntos disponibles de ese compromiso en el que usó al hijo de Julio César Chávez como saco de golpeo.

Luego de su fácil, que no gran triunfo, sobre un rival al que confirmó como de muy bajo nivel, el “Canelo”, quien conectó 228 golpes por solo 71 de un asustado Chávez, se fue de fiesta al hotel Aria de esta ciudad, donde se la pasó muy bien acompañado y rodeado de los amigos que no sólo nunca faltan, sino que abundan en el éxito.

Allá se le vio bien acompañado con una guapa damita con la que estuvo dándose de besos y con la que se le vio muy contento y entusiasmado. Por allá andaba, bien enfiestado y con cara más que risueña, su promotor, Óscar de La Hoya.

¿Quién será la dama?…de momento no lo sabemos, pero su nombre no tarda en trascender…a ver si en una de esas no reaparece Marisol González.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here