Cancún.- Hay alguien que confía tanto, o quizás más que el propio Miguel Berchelt en su victoria el próximo sábado en la localidad californiana de Indio, donde disputará el campeonato mundial súperpluma del CMB a Francisco “Bandido” Vargas.
 
Sentado en el sillón de la sala de su casa en esta ciudad, de donde Berchelt es originario, Ladislao “Chino” Celis aguarda la pelea del “Alacrán” con gran y positiva expectativa, y su triunfo lo considerará como el mejor regalo que pueda recibir para su cumpleaños 80 que está próximo a celebrar.
 
Celis, el manejador de boxeadores más antiguo de Quintana Roo, está seguro del triunfo del que fuera su pupilo, a quien recibió en sus brazos, siendo casi un niño, para ser su primer entrenador y develarle los primeros secretos de la fistiana.
 
“Yo lo recibí de muy chamaquito, me lo trajo aquí su mamá, porque Miguelito era muy travieso (peleonero) en la calle y la señora vino a entregármelo, confiando en mí para que aprendiera de box y vean hasta dónde ya llegó. Está a las puertas del campenato del mundo”, comentó sonriente, mientras se mecía en su sillón, señalando que el “Alacrán” no sería, sino, según él, será el segundo campeón mundial que pasó por sus manos.
 
“Primero fue este muchacho “Rudy” López (campeón mundial pluma del CMB), y ahora lo va a ser el “Alacrán”, creo que va a ganar por nócaut antes del quinto round, es muy fuerte, pero pega aún más duro, siempre fue un pegador muy recio”, comentó.
 
Añadió que lo “travieso” y decidido que Berchelt era en las calles de Cancún, lo era también de disciplinado y trabajador en el gimnasio “y por eso está donde está; talento y facultades no sirven si no hay trabajo y el chamaco trabaja, le gusta aprender, es vivo”, sostuvo.
 
La gesticulación y el tono de voz lo traicionan y reconoce que siente mucho afecto por el púgil apoderado por Mario Abraham Xacur y representado también por Zánfer, cariño que Berchelt se ha ganado, porque nunca se ha olvidado de quien le enseñó los primeros secretos del boxeo.
 
“No se olvida de mi, siempre que viene a Cancún, a ver a su mamá me viene a visitar, tiene buen corazón, es agradecido, lo recuerdo como un gran amigo y un boxeador muy fuerte, creo que debe de ganar por nócaut y eso lo digo no por el aprecio, sino porque lo conozco y he trabajado en el boxeo casi 60 años”.
 
Celis, originario de la isla de Cozumel, próximo a cumplir 80 años en unos meses más, y quien inició en la actividad en 1960, se dispone, en tanto, a preparar una rica cena en su casa con antojitos de la Península de Yucatán, para disfrutar en su amplia sala y a través de su pantalla televisora la gran pelea en la que espera ver a su ex pupilo coronarse campeón del mundo.
 
La pelea Vargas-Berchelt será transmitida en el evento estelar de la primera cartelera de HBO para todo el mundo en 2017 y por TV Azteca, para todo México, la noche de este sábado desde el “Fantasy Springs Casino” de Indio, California.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here