Despedida sentida y amorosa a Rafael Mendoza Realpozo

Directivos de tres de los cuatro organismos mundiales boxísticos se suman al duelo

Guadalajara.- El ya perpetuo personaje boxístico, Rafael Mendoza Realpozo, fue despedido este día por familiares, amigos y colegas del mundo que, presentes en su velorio, o desde otras partes del mundo, rindieron tributo al ser sin cuya intervención no podría entenderse el pugilismo nacional y mundial.

El ya fallecido agente, representante, promotor, ejecutivo, periodista y aficionado, murió ayer jueves a las 05:20 horas en el Hospital San Francisco de Asís de esta capital a la edad de 80 años, causando una gran sorpresa y hondísimo pesar en el ámbito boxístico mundial.

Mendoza, tipo discreto, de perfil siempre bajo, estaba severamente enfermo desde septiembre pasado, cuando comenzó a sentir distintas enfermedades que comprometieron primero su bienestar y, luego, su salud.

Su enorme afición al cigarro que disfrutó por decenios y que interrumpió hace un cuarto de siglo, finalmente la sufrió en el último semestre con una serie de enfermedades que lo acorralaron hasta tocarle la última campanada 

Hasta la capilla ardiente “Cristo Rey” de la Agencia Funeraria Gayosso en la Avenida Vallarta asistieron todo tipo de personalidades, entre ellas el más antiguo de sus colegas y último integrante del “triunvirato” periodístico que ambos formaron, junto con el también ya desaparecido yucateco Eduardo Amer González: Víctor Cota.

Compungido, pero dispuesto, el máximo historiador de boxeo vivo en Latinoamérica dijo sobre quien fue su compañero de correrías juveniles y de trayectoria profesional:

“Vine a regañar a la ´Cobra´ (apodo de Mendoza), pues se le ocurrió morirse antes que yo”, comentó lacónico en el lenguaje directo y elocuente que solía emplear con su amigo y compañero de pasión.

Triste, pero ya tranquilo, Cota, quien hizo un viaje express desde la capital mexicana hasta esta ciudad, rememoró cómo ambos, siendo estudiantes de la Universidad Autónoma de México (UNAM), él en Derecho y Mendoza en Psicología, se escapaban de sus respectivas facultades para ir al antiguo gimnasio Jordan, siendo ambos provincianos y con recursos muy medidos.

Finalmente, ambos lograrían hacer realidad su sueño y ocupar posiciones protagónicas a nivel mundial, Mendoza como hombre del negocio boxístico y él como periodista (es Director de prensa del Consejo Mundial de Boxeo desde hace más de 40 años).

Al acto, último de “La Cobra”, asistieron también, entre otros, el empresario Alberto Reyes, presidente y dueño de Industrias Reyes, firma que produce los mundialmente conocidos guantes e implementos y arreos boxísticos “Cleto Reyes”, quien fuera muy cercano al ahora eterno ausente.

El cortejo partió finalmente de la sala de velaciones con rumbo a un crematorio, para después entregarle las cenizas a su esposa Martha y sus hijas Mariana y Macarena.

Al luto expresado personalmente a su familia se sumaron distintos personajes del boxeo mundial, entre ellos presidentes de tres de los cuatro organismos que rigen este deporte a nivel universal, el titular del CMB, Mauricio Sulaimán, el de la AMB, Gilberto de Jesús Mendoza y el de la OMB, Francisco Valcárcel que hicieron sendos pronunciamientos.

Notas relacionadas

Escribe un comentario