Mérida.- Unas 200 personas velaron esta noche en su casa de la colonia Morelos a la malograda promesa del boxeo yucateco, Iván “Sonrics” Ramírez, quien murió esta madrugada al suicidarse por la via del ahorcamiento.

Familiares, amigos, personalidades del boxeo, periodistas, asistieron al velorio de los restos mortales de quien ya había sido clasificado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y era la mejor promesa del boxeo yucateco.

El cuerpo de Iván “Sonrics” Ramírez, de recién cumplidos 24 años,llegó poco desués de las 21:00 horas, procedente del Servicio Médico Forense (Semefo).

Puede interesarte.

Muere púgil; presumen suicidio al saber que no podría seguir peleando

Lo depositaron dentro de un ataúd, en el centro de la primera pieza del domicilio de sus padres, con quienes vivía.

Allá lo hallaron muerto dentro de un closet, tras no encontrarlo en una primera incursión en su cuarto.

La pequeña pieza, de suelo de concreto, de unos cuatro por tres metros, estaba llena de sillas, arreglos florales, coronas.

Los lamentos de no pocas mujeres que sollozaban al verlo y que incluso lo acariciaban también “dijeron presente”.

Sus padres, dos hermanos y una hermana, permanecían severamente afectados, pero muy controlados y ecuánimes, recibiendo a las personas que llegaron a presentar sus respetos.

Entre los asistentes estuvieron el presidente de la Comisión de Boxeo de Mérida (CBM) Santiago Basto Mejía.

Lo acompañaron los también comisionados, doctor Víctor Ortiz y Lic. Rolando Buenfil, entre otros.

De la misma manera, estaban el púgil Elías Espadas, su compañero de “cuadra”, Manuel “Venado” Ceballos y el empresario Emmanuel Alcántara.

Por su lado, la empresa A&T, para la que Ramírez peleaba, se hizo cargo de todo lo relacionado con el velorio y con el entierro del día de mañana.

El funeral será alrededor, o después de las 17:00 horas en el cementerio de Xoclán.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here