Deontay Wilder tritura a Stiverne en menos de un round

Lo tumbó en tres ocasiones y no le dio oportunidad alguna de amenazar su reinado

El campeón mundial de los pesos completos, Deontay Wilder retuvo esta noche el campeonato mundial de peso completo al hacer trizas, despedazar y dejar en ridículo a su rival Bermane Stiverne al que noqueó en el mismísmo primer round, luego de derribarlo en tres ocasiones.

En una de demostración de poderío y de ausencia plena de misericordia ante un rival que, hay que decirlo, sólo lo era de nombre, Wilder jugueteó con el haitiano Stiverne al que hace dos años derrotó en Las Vegas, para arrebatarle la corona mundial de los completos del CMB que esta noche defendió por sexta ocasión vistosa, aunque no convincentemente por la visible falta de calidad del ex monarca.

La pelea fue la estelar de una cartelera que se llevó a cabo este sábado en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. La pelea fue organizada por DiBella Entertainment y TGB Promotions, y transmitida por Showtime en Estados Unidos.

DESPIADADO

El llamado “Bombardero de Bronce” no tuvo piedad de Stiverne en este combate. Desde que sonó la campana, saltó al ring hecho una fiera, imparable, enviando a la lona a Stiverne en tres ocasiones con letales combinaciones, para acabar las acciones antes de los tres primeros minutos. De hecho, el réferi se lo tuvo que quutar de encima, pues ya se había cebado sobre el isleño. 

Wilder estaba tan encandilado, eufórico, que fue un problema para el referee Arthur Mercante Jr., quien tuvo que exigirse al máximo para contenerlo.

El campeón parecía un tren arrollando a Stiverne, en una noche en la que gritó a los cuatro vientos que desea enfrentar en su siguiente combate al inglés Anthony Joshua, el campeón pesado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), con quien se disputa la distinción del mejor peso pesado de la actualidad.

El espectáculo inició con los dos haciendo la caminata al ring acompañados de cantantes de rap, haciendo aparición con Wilder acompañado por la reconocida estrella 50 Cent.

Al sonar la campana dando el inicio de la pelea los dos comenzaron a tantearse con el jab, siendo Wilder el que comenzó a tomar velocidad tirándolos. De repente Wilder se detiene en frente de Stiverne y como sorpresa lo conectó con una combinación de derecha e izquierda recta a la cara que lo tumbo sobre una esquina neutral.

Stiverne valientemente se reincorpora, en muy pero muy malas condiciones y le advierte al réferi Arthur Mercante que desea continuar, para solo recibir otro derechazo directo a la cara que lo puso en la lona.

Esta vez vuelve y decide continuar y Wilder fue directo a su presa y lo martillo con un volado de derecha que aterrizo en la nuca seguido de un potente upper de izquierda que asestó limpio en la quijada del ex campeón Stiverne, que hace que el veterano réferi Mercante interviniera a detener a un Wilder que parecía estaba poseído esa noche en Brooklyn.

El encuentro termino al 2:59 del mismo primer asalto, declarando ganador y aún campeón Mundial Pesado del Consejo Mundial de Boxeo, Deontay Wilder. Con esta victoria, Wilder mejoró su record a 39-0, con 38 nocauts, mientras que Stiverne vio caer su palmarés a 25-3-1, con 21 nocauts.

Notas relacionadas

Escribe un comentario