Ciudad Davao.- El boxeador yucateco Juan “Loquito” Kantún y su oponente filipino y alto clasificado mundial, Rocky Fuentes dieron sin problemas el peso para su pelea de mañana en esta ciudad en la que el americano buscará hacer trizas los pronósticos y enfilarse a un triunfo que lo catapultaría a la elite internacional de la división mosca.
 
Al subirse a la báscula, Kantún, quien fue el primero en cumplir con esa ineludible obligación, pesó 50.802 kilos, justo en el límite de la categoría, como si fuera a pelear por un campeonato.
 
“El Loquito”, quien lució muy entusiasmado, a pesar de estar en tierra ajena por vez primera en su vida y con todo en contra, alzó el puño al bajar de la escala en señal de victoria y enseguida fue hidratado por su entrenador, Gustavo “Guty” Espadas III.
 
Con toda su gente respaldándolo, Fuentes subió a la “romana”, la cual elevó hasta dar 51.300 kilos, el límite permitido en peleas que no son de campeonato y que fue exactamente el acordado para esta pelea a 10 rounds.
 
El pleito, semifinal de la función denominada “Invasión Mexicana”, tendrá verificativo alrededor de las 05:00 horas de este sábado, hora de la Península de Yucatán y enfrentará a Fuentes, clasificado entre los 10 primeros de su peso en todos los organismos existentes y a Kantún que aspira a estarlo a costillas del asiático.
 
Fuentes tiene un récord de 42 peleas, 34 ganadas, 20 nócauts, seis derrotas y dos empates, mientras que Kantún tiene 26 pleitos con 20 triunfos, 15 nócauts, tres derrotas y tres empates.
 
La pelea se verificará en el auditorio deportiva de la Universidad del Sureste de Filipinas con capacidad para ocho mil personas y que se espera tenga un lleno, luego de que los promotores reportan una venta previa de más del 80 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here