Del Béisbol y Otros Demonios

“Las reglas no escritas del béisbol” y las consecuencias de no respetarlas

Por Karina García de Pelotapimienta

México.- Si al igual que su servidora son fieles seguidores de las novelas de García Márquez reconocerán el título con una “leve” modificación. Béisbol por amor, amor por béisbol; para los aficionados al rey de los deportes ambas palabras son sinónimo y comparten ese “poder” de generar una serie de sentimientos en una misma persona o temporada: ilusión, adoración, placer, dolor, felicidad, decepción e ira, por mencionar algunos.

“El béisbol es el lugar donde se une el cielo con el infierno” escuché en las tribunas del Foro Sol cuando tenía catorce años, no recuerdo el rostro del hombre, pero si su voz que parecía de narrador de radio novela. Por ese tiempo yo ya tenía decidido lo que quería hacer aunque el cómo aun no tanto. Con el tiempo comprendí la frase, en un diamante de béisbol se puede vivir la gloria en cada lanzamiento que contenga la respiración de todo un estadio que ruega por que sea strike, en cada swing que le dé la victoria a tu equipo, en cada corrido de bases que detiene el tiempo.

En el béisbol hay villanos y héroes en cada temporada, en cada juego, en cada respiro. Pero también es cierto que para que aparezcan héroes y villanos existen “reglas no escritas” que se deben de seguir y “demonios” que no deben ser invocados.

image

Mucho se ha hablado de las “reglas no escritas” en el béisbol, la mayoría de ellas son incompresibles para los no aficionados y tienen más vigencia las reglas oficiales. Ejemplo de ello es la batalla campal protagonizada por los Dodgers y los Diamondbacks, después de que el pitcher de Arizona, Ian Kennedy golpeara al que se ha convertido en el amuleto cubano de los Ángeles: Yasiel Puig, acción que fue “cobrada” por Zack Greinke a la entrada siguiente y, como cuento de nunca acabar, Kennedy y Greinke se enfrentaron y aquello terminó con las bancas vacías y seis expulsados.

Para que no te agarren “fuera de la almohadilla” y termines en el dugout sin saber por qué, les comparto algunas de las “reglas no escritas” del béisbol:

#1 “No se toca la pelota cuando se va ganando con una amplia ventaja”.

image

El recuerdo más próximo que tenemos a la infracción de ésta regla es el rostro del pitcher Sergio Romo viendo de una manera poco amigable a los canadienses en el Clásico Mundial de Béisbol. En la novena entrada los de la hoja de maple ganaban 9-3 a México y tuvieron la “inocente” idea de tocar la pelota en búsqueda de mayor carreraje a su favor. El golpe fue más que anunciado y ambas novenas terminaron protagonizando una de las peleas más difundidas en medios y redes sociales en las que los aficionados apoyaban la acción de los mexicanos, la comprendían e incluso hubo quienes la aplaudieron.

#2 “No se habla sobre un posible juego sin hit ni carrera o perfecto”

image

Cuando un pitcher ha lanzado cinco entradas de verdadero control y poesía en el centro del diamante o ha mantenido a la ofensiva rival más que apagada sin darle oportunidad de conectar un solo hit el tema se convierte en secreto de estado dentro del dugout, esto para evitar “salar” la hazaña. La regla incluye aficionados y cronistas.

#3 “No se toca la bola buscando romper un no-no”

image

Ésta regla abarca la ética cada jugador, el buscar romperle a un pitcher un juego sin hit y sin carrera mediante un toque de bola es un acto reprobable para jugadores y aficionados al béisbol, se llega a calificar como “alta traición” al código de honor del béisbol, ya que es bien conocido: si quieres acabar la joya de un pitcher que sea a batazos no a planchazos.

#4 “No celebrar los jonrones propios”

image

El conectar un cuadrangular es por si solo una de las hazañas más aplaudidas y disfrutadas del béisbol, y que mejor euforia que la desbordada por aficionados, el bateador que se celebra así mismo de una forma poco discreta se está ganando un pelotazo en su siguiente turno al bat. Esta regla se basa en el respeto por el rival.

#5 “Prohibido robar bases cuando se tiene mucha ventaja en la pizarra”

image

Si bien es cierto el robo de bases es un espectáculo extra en el béisbol y no cualquier pelotero tiene las aptitudes para realizarlo, de ahí que cada robo termine en un aplauso por parte de la afición, pero si la pizarra marca un 10-0o 10-2 a favor de tu equipo el jugador puede estar seguro que recibirá toda clase de gritos, aunque ninguno de ellos agradable.

#6 “No pararse en la loma del pitcher”

image

El centro del diamante es un lugar sagrado para el pitcher, es ahí donde se deposita la confianza del manager y los sueños de aficionados y lanzador. Por lo que los jugadores de cuadro, sean del equipo rival o no, deben de rodearlo en cada cambio de entrada, nunca pasar sobre él como respeto al trabajo realizado por el serpentinero.

#7No sobarse después de un pelotazo”

image

Esta “regla” solo es fácil de seguir para el espectador, ya sea con intención o sin ella si un pitcher te golpea, de cualquier manera, el bateador no debe sobar el área golpeada ya que hacerlo sería mostrar debilidad y sumisión frente al otro equipo.

#8 “Golpe se paga con golpe”

image

La violencia siempre será un hecho reprobable y sin justificación, bien dicen que para que haya un pleito se necesita de dos. En el béisbol se “comprende” el responder violencia con violencia. Esto se da cuando un lanzador golpea a un compañero de tu equipo y en la siguiente entrada le cobras con la misma moneda golpeando a un jugador contrario. Por lo general termina en peleas y expulsiones, pero con la seguridad de que se hizo lo justo.

#9 “Si sólo juegas para conseguir una carrera eso tendrás”

image

Regla básica, sencilla y de sentido común, pero que en algún momento olvida hasta el más experimentado de los managers y jugadores. Si te presentas en un campo de béisbol con la mentalidad de: “para ganar sólo necesito una carrera” que no te extrañe que termines perdiendo el encuentro, no sólo porque estás menospreciando a tu rival si no porque estás minimizando al béisbol en sí; el béisbol no solo se gana con carreras, también con jugadas, con defensiva y con hambre de una ofensiva incontenible.

La lista es infinita como lo puede ser un juego de béisbol, temporadas van y vienen, pero las reglas no escritas se mantienen como fieles testigos de la “mística” beisbolera, ¿es importante conocerlas?: sin duda, ¿seguirlas?: depende, de que rol desee protagonizar, el de héroe o el de villano.

Notas relacionadas

Escribe un comentario