¡¡¡De lo que me enteré en el camión!!!

Pásele, pásele, que el “chamión” ya va a salir del paradero con la información y cosas que no le contaron

Mérida.- Pues bueno, iniciamos 2018 con esta columna que trae de todo un poco del “xix” de 2017 y de lo que parece venir en 2018. ¡¡¡Aaarrranca el camión!!!

LUTO AL TERMINAR 2017

Tristes despedimos 2017 con la muerte de Don Guillermo Brito Rojas, periodista de la vieja guardia y quien falleció el día 28 pasado en la capital del país, donde con trabajo, esfuerzo, talento y caballerosidad se hizo de un buen nombre y de una brillante familia que en su ausencia queda encabezada por su señora esposa y bien representada por su primogénito, Guillermo Martín, director operativo de la empresa líder de boxeo en Latinoamérica, Zánfer y asiduo visitante del Mayab, desde sus tiempos de reportero de béisbol para la Agencia Notimex.

Don Guillermo, un real caballero, deja un vacío en su familia y entre quienes tuvimos la fortuna de tratarlo.

Un susto adicional e indirecto con la información de su deceso fue la irresponsabilidad de un medio capitalino que, a la ligera, al enterarse del suceso, sin averiguar, dio por hecho que el fallecido era Guillermo jr., lo que por su juventud, sorprendió a propios y extraños y causó primero una honda pena y luego mucha molestia ente más de uno en Yucatán y seguramente entre muchos en muchos lugares, donde Guillermo y su hermano, el matchmaker de Zánfer, Alejandro, son conocidos y apreciados. (Quepd) don Guillermo.

PUBLIRELACIONISTA ESTRESADO

Vaya sorpresa la del otro día en la presentación de la camiseta del Maratón de Mérida, cuando presa de su inexperiencia y de su desconocimiento de la prensa, el coordinador de comunicación y relaciones públicas de la Subdirección de Deportes del Ayuntamiento de Mérida, Miguel Farjat sacó el cobre al prácticamente correr a la prensa que, inconforme, por haber sido invitada a un evento en el que fue relegada, le dio a conocer su postura.

El compañero reportero Marco Sánchez, del Diario Por Esto, le señaló, con toda razón su malestar por haber mandado a la prensa a los últimos lugares y poner en primera fila a políticos y gente que no tendría porqué estar allá a lo que aquél le respondió que fueron las órdenes que recibió, porque la sala de prensa (sí, de prensa) debía verse llena en su inauguración y que él estaba impedido para hacer algo al respecto.

Nosotros intervenimos en su apoyo (de Farjat) haciéndole ver a Sánchez que esas no eran decisiones del funcionario, a quien por su jerarquía no le quedaba de otra que acatar, pero fue cuándo Miguel, sin capacidad argumentativa, le espetó ya de forma altanera al buen Marco que ese no era un acto para la prensa, sino una presentación, dándole, claramente a entender que si no le gustaba, o no nos gustaba, pues…..

Y pues oyendo esto, le respondimos a dúo que entonces para que invitan a los medios, porque si nos invitan, vamos a hacer nuestro trabajo y no a hacer bulto que era la consigna que había, de tener un auditorio lleno para anunciar un acto deportivo en lo que finalmente era un evento político encabezado por el alcalde Mauricio Vila.

Molesto, Farjat terminó de meter las cuatro “regañándonos” diciendo que nosotros (península deportiva) siempre somos los que causamos problemas, cuando no ha sido así, tan sólo le hemos pedido en una ocasión que haga bien su trabajo y no al “ahí se va”. Ojalá que así como se sintió con autoridad moral para reclamarnos, también nos hubiera felicitado por las cientos de notas positivas publicadas del área que representa.

Ese es exactamente el problema de asignar en puestos para la relación con prensa a personas que si bien pueden tener preparación en algún área relacionada con la comunicación, carecen del perfil para hacer un trabajo periodístico, como sucede en esa área, así como ha ocurrido y ocurre en organizaciones como los Leones de Yucatán, clubes sociales y deportivos y en algunas otras, donde ponen al sobrino del amigo, o al recién egresado de comunicación, pero que jamás ha pasado por la redacción de un medio, sobre todo impreso.

Y, además, para trabajar en Relaciones Públicas, se necesita precisamente eso, poderse relacionar públicamente, tener mano izquierda, tacto, paciencia y no todo lo contrario.

EL “PESCADO” SOSA VS. MAURICIO SULAIMÁN.

Interesante va a ser “el tiro” que veamos en unos días más cuando deba de iniciar el torneo que lleva el nombre del máximo mecenas del boxeo y del deporte yucateco, Don Wlliam Abraham Dáguer, entre el presidente de la Asociación de Boxeo Amateur de Yucatán (ABAY), Carlos “Pescado” Sosa y los organizadores de ese certamen, encabezados por Mauricio Sulaimán, Jorge Carlos Ramírez Marín y Gustavo “Guty” Espadas. jr.

Sosa, siguiendo la línea de la Federación Mexicana de Boxeo Amateur (FMB), encabezada por el dictador Ricardo Contreras, ha amenazado a todo aquel púgil que compita en ese torneo que lo desafiliará de la ABAY y que le impedirá participar en la Olimpiada Nacional, debido a que es un evento avalado por una instancia profesional como lo es el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Aquí hay dos cosas:

1.- Se entiende la postura de Sosa, porque se trata de una clara intromisión del boxeo profesional en el amateur y en el negocio que esto representa. Las pugnas entre el CMB y la Federación Internacional de este deporte así lo han dejado en claro.

2.- Pese a ello, no hay justificación, ni debe haber amenaza alguna de impedir a una persona participar en un evento, viniendo esa “prohibición” de un organismo que se sostiene de dinero público, o sea, del que viene de los impuestos que todos pagamos.

Ojalá que este problema se arregle y podamos presenciar un torneo de buen nivel, con todos los que deben de participar.

26 AÑOS DE LA MUERTE DE “GEORGE WHITE”.

Ayer miércoles se cumplieron 26 años de la muerte del inolvidable cronista y periodista (tenía esos dos perfiles) beisbolístico, Don Jorge Alberto Blanco Martínez.

Conocido como “George White”, Blanco Martínez escribió y narró algunas de las más importantes páginas del béisbol profesional, sobre todo de Yucatán y México y también trabajó en Estados Unidos. Su obra es imborrable.

Un infarto súbito, la madrugada del 3 de enero de 1992 en su casa en la colonia Vicente Solís, acabó con su existencia a la edad de 68 años. Lo recordamos con cariño, afecto, respeto y, simpatía.

LA CBM Y LA “GRILLA BARATA”

Como si no tuviera problemas, el presidente de la CBM, el dr. Santiago Basto ha sido el blanco de un “grupúsculo” que lo anda grillando, se supone que con la intención de bajarlo antes de tiempo, de la silla del organismo, en el que no gana un solo quinto, le cuesta dinero y pone en el alambre su buen nombre.

Desde los ataques “legaloides”, emprendidos por “Magallo” Lozada, hasta los corajes con el Ayuntamiento que no ha cumplido en los dos últimos años con el “Día del Boxeador”, “Santi” Basto ha estado contra las cuerdas por x o y motivo y ahora le toca lidiar con un grupito en el que hay desde acarreados que van solo por sentirse parte del boxeo, hasta los que asisten quizás pensando que tienen un liderazgo y que son la solución para levantar al boxeo yucateco del estado en el que se encuentra y del que no ser por Andrew “Andy” Pérez, sería ya un cadáver insepulto.

Todos ellos han hecho el ridículo parándose en las puertas del Ayuntamiento de Mérida y tomándose fotos azuzados por un “chango cilindrero” que un día fue abofeteado en ese mismo sitio por hacer lo mismo que ahora.

Hay quien diría que se fue “Chichonal” y quedó el “mico”, pero la verdad es que ni a mala copia llega del singular “Papito”. 

EL CAMIÓN HA LLEGADO AL PARADERO, BAJAAAAAAAAAANNNN.

Notas relacionadas

Escribe un comentario