Mérida.- Pedro “Perucho” Ortiz, conocido por las deliciosas botanas que produce, pero sobre todo por ser un fuerviente y crítico (de los buenos) aficionado al béisbol, inició hoy algo que, con el paso del tiempo, puede convertirse en el máximo referente navideño de la pelota yucateca: El partido del pavo infantil.

Esta mañana, en el campo de Cordemex, el joven veterano promotor peloteril organizó la primera edición de este juego en un partido en el que se enfrentaron el combinado azul y el combinado rojo.

Los azules ganaron el juego 9×6 en un buen, movido encuentro, previo al cual hubo un acto inaugural.

En el mismo, el legendario serpentinero sonorense, estelar de los Castores de Mérida de la Liga Naxón Zapata, Óscar Rivera, hizo el primer pitcheo simbólico.

Como “bateador”, fungió el presidente deportivo René Patron y de cátcher, el propio organizador Pedro “Perucho” Ortiz.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here