Mérida.- La de ayer domingo fue una jornada nublada, parecía desangelada desde el inicio para la celebración de la edición 2016 del Maratón de Mérida. La perspectiva climática así lo hacía prever…y, al final, resultó aún peor.

Desorganización, mala suerte, ingenuidad, pago de piso por novatez, llámele como usted guste, pero el debut de la presente administración municipal en la máxima justa

atlética fue nada afortunado.
Entre triquiñuelas, indiferencia de la Policía Municipal ante la agresión a una fotógrafa, falta de control, la prueba dominical resaltó, no por sus tiempos, por la velocidad de sus participantes, sino por la mala percepción que dejó entre sus participantes,entre la ciudadanía, los visitantes de otras partes y la prensa.
Incluso, hubo ya un pronunciamiento de la Asociación de Cronistas Deportivos del Estado de Yucatán (Acrodey) en el que su dirigencia deplora la agresión a una fotógrafa por parte de uno de los integrantes de la delegación keniata, la cual quedó impune y fue permitida y consentida por policías municipales que la atestiguaron, como ampliaremos en nota aparte.
Los jaloneos en el cuello a la reportera fueron el colofón a una jornada que manchó el evento, luego de que la ganadora original en la rama femenil fuera descalificada por presuntamente haber hecho trampa y no haber completado los 42 mil 195 metros del recorrido.
El cambio en la decisión generó pleitos entre los mismos keniatas, al parecer de diferentes bandos que prosiguieron su pleito en presencia de autoridades de Mérida, incluída la máxima, el alcalde Mauricio Vila Dosal que seguramente no habrá visto con buenos ojos cómo el evento se le iba de las manos a sus subalternos.
A continuación, la crónica sobre este asunto, según fue reseñada por los dos rotativos de mayor influencia en la opinión pública en esta ciudad, el Diario de Yucatán y el Por Esto.
Diario de Yucatán:

La victoria 14 de los kenianos en la historia del Maratón de Mérida no fue la mejor, pues alrededor de ella hubo situaciones que señalar en torno al comportamiento de los africanos, que una vez más demostraron su talento apabullante en las competencias de larga distancia.

Resulta que el primero en cruzar la meta fue el keniano Peter Lemayian Nkaya, con un tiempo de dos horas, 23 minutos y 33 segundos. Hasta ahí todo bien, pues a lo largo del recorrido fueron seis africanos, junto con el mexiquense Iván Cervantes, los que marcaron el paso.

En la femenil, el triunfo inicial fue para la keniana Kimayio Ogla Jerono, quien cruzó la meta con un tiempo de 2:33’20”, y todo estaba dentro de lo normal.

Sin embargo, al paso de los minutos, hubo una protesta para la ganadora femenil, de otro grupo de kenianos, y la deliberación de los jueces fue la eliminación de la Kimayio Ogla y otra de sus compañeras, pues no pasaron por toda la ruta, y el triunfo fue entonces para Tarus Salinas Jebitok, otra keniana, con un tiempo de 2:58’04”.

Eso fue el inicio de un pleito interno entre los kenianos, ubicados en dos bandos, que incluso causó las lágrimas para la triunfadora, por las recriminaciones, y la agresión hacía una fotógrafa de uno de los africanos que discutía con sus paisanos, por la descalificación.

Todavía después de recibir el automóvil, de manos del alcalde Mauricio Vila Dosal, los ganadores no dejaban de discutir entre ellos.

Para resaltar el triunfo del keniano Peter, quien a sus 28 años ganó el primer maratón de su carrera, a pesar de que ha participado en muchos.

_______________________________

Por Esto:
La delegación keniata se volvió a imponer en la Maratón de la Ciudad de Mérida, llevándose los primeros sitios de ambas ramas, en una jornada llena de polémica y trampas de parte de los corredores, además de problemas con el Comité Organizador.
Con uno de los peores tiempos de los últimos años, el africano Peter Lamayiam Mkaya en la rama varonil y Taurus Salina Jebitok en la femenil, se proclamaron monarcas de este evento, donde los keniatas dominaron los primeros sitios de la absoluta.
Pero Taurus no fue la primera mujer en cruzar la meta.
La primera fue la también keniata Kimayio Ogla con una tremenda marca de 2:33.00 horas, llegando otra compatriota suya en segundo, pero los jueces de la Asociación Yucateca de Atletismo se dieron cuenta que no hicieron todo el recorrido por lo que fueron descalificadas.
Este incidente causó problemas entre los africanos y la persona que los lleva a todos los eventos, mientras se peleaban airadamente una fotógrafa de un portal local les tomó foto, lo que causó el enojó del “agente” que agredió a la compañera, quien interpuso una demanda en su contra.
Esto generó en disputas con los jueces, ya que el chip no sirvió de nada y no se encontraba con ellos nadie del comité organizador para apoyarlos. Encima de eso, en su desesperación por irse, el alcalde premiaban a los “ganadores absolutos” para poder figurar, mientras las protestas y broncas continuaban, sin importarles que aún se estaba definiendo los sitios ya que el incidente de las keniatas no fue aislado, pues varios corredores se dieron vuelta en diferentes partes para cortar distancia, en una clara trampa.

Campeonas femeniles
Después de la polémica, la campeona, y ganadora del carro fue Lamayiam Mkaya, con marca de 2:58.04 horas, dejando en el segundo puesto de la absoluta a su compatriota Ruth Kimutai, con 3:03.30, y en tercera, Laritzna Milacatl Milacatl, con 3:08.32.
Herminia López Ramírez se coronó en la libre con 3:42.21 horas, Silvia Rodríguez Garibay con 4:07.21 fue segunda y Marcy Cuevas Castillo termino tercera con 4:0903.
En submáter, la reina fue María Cerritos Rodríguez con 3:34.38 horas, en segunda entró Lydia Cardoso Torres con 3:40.30 y en tercera Lucrecia Huchím Vera con 3:45.32.
Las 3 primeras en cruzar la meta en la máster fueron Lorena Rasgado Ortega con 3:38.03 horas, Irma Serrano Castillo con 3:42.45 y Carmen Méndez Cervantes con 3:44.34. respectivamente.
De igual forma entraron Cándida Gachuz Pérez con 3:32.50 horas, Cresencia Morelos Montel con 3:46.30 y Yolanda Ugalde Nava con 4:0358, en la categoría de veteranas.

Monarcas varoniles
Por su lado, en la rama varonil, el monarca fue Lamayiam Mkaya con marca de 2:22.33 horas, llevándose el automóvil, detrás, en el absoluto, entró Stephen Kibet Chelal con 2:23.54 en segundo y Hillary Kipchirchir Kimaiyo con 2:24.15 en tercero.
Peter Kemboi Chemaoy fue el mejor de la libre con 2:47.23 horas, en segundo llegó Alfredo Moctezuma Derazas con 2:52.15 y en tercero Fernando Saavedra de León cn 2:53.00.
En submáter los 3 primeros fueron Kiptum Edward Kipkori con 2:34.31 horas, Valentín Vázquez García con 2:37.58 y Faustino Hernández Minor con 2:47.32, respectivamente.
El mismo orden, pero en máster fueron ocupados por Ranulfo Sánchez Hernández con 2:42.14 horas, Remigio Cabrera Salas con 2:44.31 e Ignacio Gómez Castro con 2:54.14.
José Galaviz Garza se llevó el renglón de veteranos con 2:49.47 horas, Gregorio Osorio Rosado fue segundo con 3:38.11 y Marcelo Mex Chin terminó tercero con 3:41.04.
Mientras que en veteranos plus Desiderio Xicoténcatl con 2:59.14 horas fue el mejor, Artemio Navarro Alejandre con 3:13.58 fue segundo y José Encarnación Martínez con 3:16.54 tercero.
En silla sobre rueda el monarca fue Natán Morales Velázquez con 2:13.15 horas,
en segundo entró Rogelio Martínez Segura con 2:22.34 y en tercero Luis Ruiz Canché con 3:21.42.

___________________
Por su lado,la señora Diana Peniche Marenco, promotora taurina y madre de los espadas Michel y André Lagravere, en información entregada a este portal se quejó por la agresión del sujeto africano a la foto reportera yucateca, lo cual, afirma, fue consentido por la Policía Muinicipal que observó lo ocurrido, sin intervenir. Los ánimos, agregó Diana, se calmaron un poco cuando agentes de la Policía Estatal amagaron con intervenir, lo que causó que los africanos detuviesen su escaramuza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here