Por Jorge Canto Alcocer, publicado en el diario Por Esto

Mérida.- En tanto Jesús “Cacao” Valdez tuvo en Monterrey, en el marco del Juego de Estrellas, su mejor jornada de la temporada, Corey Wimberly asombró a propios y extraños en el pequeño parque Nachan Ka’an de Chetumal, Quintana Roo.

El estadounidense tuvo una espléndida actuación en la serie de exhibición que nuestros Leones protagonizaron con los campeones Tigres, al mostrar de nuevo su alucinante velocidad en los senderos, su extraordinario fildeo, su formidable brazo y su bateo consistente y oportuno.

Los melenudos ya anunciaron su activación como sexto refuerzo, por lo que todo parece indicar que hoy mismo abrirá el orden al bate yucateco en la Ciudad de México, cuando inicien serie contra los siempre peligrosos Diablos Rojos.

La situación del magnífico y admirado “Flow” ha pasado por momentos contrastantes esta temporada, pues hace un par de meses, siempre en su período de rehabilitación por la lesión que sufrió el pasado octubre, tuvo un incidente al no pasar la prueba de alcoholemia en un retén de nuestra ciudad, lo que le valió al club una estratosférica multa de un millón de pesos.

Unas semanas después, Wimberly fue enviado a la Liga Norte de Sonora para terminar su rehabilitación, pero tras unos cuantos partidos, en los que se lució fantásticamente, se anunció que se había resentido del talón, por lo que fue enviado a su domicilio.

La directiva dio la noticia con pesadumbre, sugiriendo que ello significaba el final de la campaña para Corey, e inclusive de su carrera profesional. Pero todo dio un giro la semana pasada, cuando tras anunciar la baja de Ramón Lunar y los juegos amistosos con Tigres en Chetumal, se informó que el veloz jardinero sería evaluado físicamente en dichos encuentros.

Pues bien, la prueba ha sido plenamente superada, y Corey llega a los Leones justo al inicio de la segunda mitad de la campaña.

No pudo ocurrir en mejor momento, pues los yucatecos llevan una racha de ocho victorias consecutivas, “Cacao” por fin parece haberle encontrado la cuadratura al círculo y Luis Alfonso García ha retomado su paso de manera espectacular.

Tan sólo Héctor Giménez sigue quedando a deber, pero es de esperarse que la espera al fin concluya, aprovechando las buenas perspectivas para el bateo que la capital del país ofrece.

Todo está dispuesto para el momento melenudo. Los increíbles Pericos de Puebla demostraron en las dos últimas semanas que son seres humanos y, aunque siguen jugando tremenda pelota, ya no están arrasando a los rivales como hicieron de mediados de abril a fines de mayo.

LOS PERICOS DE PUEBLA Y UN CESE INEXPLICABLE

Su bateo se ha estabilizado, y su pitcheo, que no es nada del otro mundo, se ha tenido que esforzar mucho más para conseguir las victorias. Además, Matías Carrillo nuevamente ha sido cesado pese al liderato de su equipo, algo que ya le había acontecido en 2013, cuando estaba al frente de los Tigres de Quintana Roo.

El reacomodo que debe seguir a la nueva dirección, en la que quedó el estadounidense Cory Snyder, puede ser la oportunidad de los nuestros para acercarse e incluso rebasar a unos poblanos que marchan en décimo lugar de pitcheo, con sólo un juego completo y tres blanqueadas combinadas, muy lejos de los logros del cuerpo de serpentinas de los selváticos, que presume ocho blanqueadas, tres de ellas con el abridor recorriendo toda la ruta, y un total de cuatro juegos completos (tres de Yoanner Negrín y uno de Kramer Sneed), departamentos en los que encabezan la Liga.

Superado el complicado y reiteradamente negado momento de complicaciones internas, los Leones lucen listos para asediar la cima y, sobre todo, asegurar un pase desahogado y en posición de privilegio a los playoffs. Esta semana es de viajes intensos, pues desde este martes enfrentan a los pingos capitalinos, que marchan en la sexta posición norteña, a siete juegos de los líderes Acereros de Monclova, para viajar la mañana del viernes a la fronteriza Tijuana, para jugar contra unos Toros que están situados en la tercera posición de esa División.

Con estas contiendas interdivisionales inician un total de 24 partidos contra equipos norteños, justamente la antesala de la recta final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here