Cancún.- Familiares, amigos y compañeros, con apoyo de autoridades locales hallaron ayer domingo en la colonia Nuevo México de esta ciudad los cadáveres de los ciclistas Rosendo Ibáñez y José Vicente Pérez, reportados como desaparecidos, desde el 5 de agosto pasado.

Los ciclistas,  practicaban el senderismo en la zona de la Región 109, a la cual acudieron el día 4 de agosto.

UN DÍA DE PLAYA QUE SE CONVIRTIO EN EL ÚLTIMO DE SUS VIDAS

Lo último sabido de ellos es que gozaban de un día de playa en la Isla Blanca, una zona de playas aún vírgenes donde se proyecta construir una nueva zona hotelera.

Puede interesarte:

El “Pilón” Lara se debate entre la vida y la muerte en Guadalajara

Al no regresar a sus respectivos domicilios, al día siguiente su desaparición fue reportada y los operativos de búsqueda iniciaron.

Según reportes preliminares, los cuerpos presentaban signos de violencia, por lo que se presume fueron asesinados mientras practicaban ciclismo de sendero.

La zona fue acordonada por las autoridades y hasta el momento se desconoce qué pasó con sus bicicletas y artículos personales, entre ellos sus dispositivos móviles y teléfonos, que por no contar con ellos, tampoco se les pudo localizar.

El hallazgo ocurrió en el interior de un pozo en la Supermanzana 112, informó la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo.

La Unidad de Desaparecidos de la Fiscalía General del Estado aplicó diversos métodos de rastreo en sitios potenciales para su localización, en la que participaron en diversas jornadas, elementos de la Policía Ministerial, peritos, la Guardia Nacional, Bomberos, Protección Civil, apoyados de caninos y tecnología .

No obstante, a pesar del trazo y exploració de diversas posibles rutas, su presencia fue descartada en áreas geográficas determinadas.

La información aportada, hasta esos momentos, no fue suficiente para lograr la ubicación de las víctimas.

Ayer, tras el hallazgo, fue necesaria la intervención de personal de bomberos para el rescate de los cuerpos, los cuales fueron trasladados al Servicio Médico Forense para que fueran identificados por sus familiares ante las autoridades ministeriales

La necropsia y los estudios forenses determinarán la o las causas de la muerte de ambos ciclistas muerte y la fecha en que ocurrió.

Los atletas de 45 y 33 años de edad, según describieron los familiares, eran precavidos con las rutas que seguían, principalmente José Vicente Pérez, el mayor, pues practicaba este deporte de manera profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here