Mérida.- Los indomables Rockies de Caucel, vinieron crecidos de su victoria del día anterior sobre los Diablos de la Bojorquez, y en la jornada de este domingo contaron con la ayuda del dios Chaac que no permitió más juego cuando se iniciaba la sexta entrada y el marcador estaba a su favor 2×0 en el campo kissín.

En este encuentro el abridor Gerardo Ramírez de los Rockies, estaba labrando una autentica joya de pitcheo, ya que únicamente un kissín pudo tomar base, Miguel Nic hijo quien le conectó el único inatrapable de la jornada. Además regaló una base y ponchó a dos luciferes.

En cuanto al abridor y derrotado por los Diablos, Alan Ramírez, no desentonó ya que un parpadeo le costó salir con el descalabro.

Al iniciarse la cuarta entrada Salatiel Alvarado tocó la pelota y Alan Ramírez no pudo enfriarlo, Julián Castro fue dominado en elevado al izquierdo. El cubano Ernesto Molinet recibió base por bolas, para que Alvarado alcance la intermedia.

El siguiente bateador, Oswaldo Cabrera conectó una rola de hit hacia el jardín derecho impulsando la de la quiniela en los zapatos de Alvarado, mientras Molinet llegaría hasta la antesala de donde lanzamientos después se desprendería para el pentágono en pisa y corre a batazo de Javier Castro para el 2×0.

Para la apertura del sexto capítulo el diablo Alan Ramírez fue sustituido por Ernesto Moar y cuando ya tenía un Rockie eliminado, siendo las 15:19 horas, las compuertas del cielo se abrieron dejando en muy malas condiciones el terreno de juego dando pie a que veinte minutos después los umpires determinaran el final anticipado del encuentro.

ASÍ VAN LUEGO DE CINCO FECHAS

Con este resultado los Rockies terminan esta semana con 10 juegos jugados, cinco triunfos e igual número de derrotas. Mientras que los Diablos con nueve juegos jugados, tres victorias, seis descalabros y un juego suspendido, pero ahora a 4.5 juegos de distancia de los líderes Senadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here