Mérida.- Si bien no hizo estallar plenamente su dinamita sobre la humanidad de “Chanito” Segovia, Juan Carlos Parra hizo lo suficiente y hasta un poco más para vencerlo por clara decisión unánime, en una pelea en la que dejó en evidencia al pupilo de Mario Cortés que trataba de volver del retiro con un triunfo y terminó regresando al mismo (eso nos parece) con un revés inobjetable

En lo que fue la pelea estelar de la segunda velada promovida por “Golpe Maestro”, Parra fie a su estilo y a su personalidad boxística, salió a tirar “candela”, cuan dragón y lo hizo a un ritmo vertiginoso, e incesante.

Esosí, “Chanito” fue aliente, pues después de haber sido tumbado en el tercer asalto, pareciendo que ya no se levantaría tras recibir un gancho al hígado, se reincorporó y siguió hasta el final.

Quién sabe qué fue: si la velocidad de “Parrita”, su guardia zurda, o la inactividad de “Chanito”, pero el caso es que el primero “se montó” sobre “Chanito” y no lo dejó en paz; lo dejaron crecer y se fue así, ganando round por round, para llegar al sexto con clara ventaja de su lado y la victoria en su licencia de boxeador.

Fue una pelea de un solo lado.

LA TANQUECITA DESARMA A LA SICARIA Y LE PEGA UNA FELPA

La yucateca Jessica “Tanquecita” Basulto salió de nuevo en plan grande y con determinación y poder le demostró a la campechana Cintha “Sicaria” Pérez quien es la mejor minimosca de la Península de Yucatán, desde el mismísimo primer round.

Basulto tumbó en tres ocasiones a la campechana en ese round que de estudio tuvo nada y se enfiló a una clara victoria por decisión en cuatro vueltass.

“EL VAGO” SUMA OTRA VICTORIA

Aunque tuvo un buen rival que le exigió y no se arredró el “Vaguito” Víctor Duran alcanzó a preservar una ligera ventaja para llevarse la victoria por decisión unánime en seis rounds sobre el campechano Javier Candelero.

LAS DEMÁS

En otros combates, Joseph Alveroni Tilán se impuso por la vía del nocaut técnico a Faustino Delgado de Campeche a los 2 minutos con 50 segundos del primer salto al caer éste tres veces a la lona.

En otro pleito. Entre yucatecos y campechanos, Arturo Solá del vecino estado, sorprendió a propios y extraños al imponerse por la vía de la decisión dividida a Alejandro Morales, que venía de ganar por nócaut en su debut.

Morales dirigido por Mario Cortés y quien había tenido un debut fulminante, se vio parco e indeciso ante Solá que quería comenzar en el boxeo profesional con un buen sabor de boca. Y enseñó que tiene madera para llegar muy lejos.

A su vez, el greñudo Rodrigo San Pablo de Campeche, con una espantosa estampa de boxeador (más pareccía vago él que Víctor Durán) se impuso merecidamente por nócaut efecctivo a los dos minutos y 30 segundos del cuarto asalto a Jacinto Lozada, a quien tuvieron que darle atención los médicos del cuadrilátero por la forma en que cayó al entarimado.

Afortunadamente las cosas no pasaron a mayores y Lozada, quien ganó en su primera pelea hace unas semanas, se levantó por su propio pie para dirigirse a los vestidores.

El larguirucho ozada ya evidencio que no tiene mandíbula de mármol, pues en esta pelea, como en la primera, volvió a oler la brea.

En otro pleito, René Ortiz se impuso por decisión unánime a Ulises Rivero para poner su récord en 2-0 en ganados y perdidos. El ex medallista de Olimpíada Nacional se vio muy bien sobre el encordado y está mostrando sus progresos de la mano de Joe Cerda.

Asimismo, Alexis “Naricitas” Pech se impuso por nocaut en el segundo asalto a Kevin Rojas y en la primera pelea Ángel Vega derrotó por decisión unánime a Óscar Cob.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here