Mérida.- El ex campeón mundial argentino, Carlos Baldomir ha sido arrestado en esta nación, acusado por su propia esposa de haber abusado por años de su propia hija, quien lo señaló y cuyo testimonio fue lo suficientemente convincente para la fiscalía y especialistas en psicologia.

De acuerdo con boxingscene, Baldomir, quien se retiró del boxeo en Norteamérica, en la ciudad yucateca de Kanasín, donde perdió por decisión el 25 de abril de 2014 ante el ruso Andrey Meryasev, ha sido encarcelado y su proceso ocurrirá en la provincia de Santa Fé.

El ex campeón del mundo de los wélters, quien todavía no esta confeso, fue detenido y encarcelado, toda vez que los relatos de su hija fueron consistentes y creíbles en opinión de los especialistas en conducta que la sometieron a interrogatorios y pruebas psicológicas diversas.

La acusación fue presentada por la madre de la menor y ex esposa del “Tata” Baldomir, luego de que la niña, de 14 años, se deidió a hablar con su progenitora sobre el tema que habría ocurrido de manera reiterada por años.

Baldomir, un trotamundos del boxeo y que se ganó su fama y mucho dinero luego de años y años de esfuerzo, se coronó campeón mundial en enero de 2006 en el Madison Square Garden de Nueva York, donde bajo la dirección del insigne maestro Amílcar Brusa, venció  de manera sorpresiva a Zab Judah, para arrebatarle la corona mundial wélter que expuso en dos ocasiones.

Fue, posiblemente, el último campeón al que el enorme Brusa (el más grande manejador argentino de la historia y vaya que ese país ha tenido enormes estrategas) coronó como campeón mundial de boxeo

En la segunda, tras haber vencido a Arturo Gatti, cayó por decisión ante Floyd Mayweather, cobrando una bolsa superior al millón de dólares, tras lo cual comenzó a dar tumbos como boxeador, siendo incluso noqueado por el prospecto Saúl “Canelo” Álvarez.

Luego de haber tenido millones, Baldomir volvió a las calles a ejercer su antigua actividad laboral: vender plumeros en las calles.

TERMINÓ EN KANASÍN

En abril de 2014, fue contratado por las empresas Yucatan Boxing y Orion Sports Management y llevado a pelear a la pequeña ciudad de Kanasín, donde perdió por decisión en 10 asaltos, dando un espectaculo bravo, pero ya muy lejos de su mejor forma.

Antes de ello, de manera hilarantemente ridícula, un “organismo” que se auto adjudicó la facultad de supervisar todo lo que ocurra en el boxeo en México se atrevió a querer meter su cuchara y suspender la pelea por considerar que Baldomir no debía ya e combatir.

Dicho ente, denominado Femobox (o algo así), que no tiene aval de autoridad legal alguna para sancionar boxeo, es el mismo que en una época trató de promover sus propios “campeonatos nacionales” y que intenta que todas las comisiones boxísticas le rindan cuentas, lo que no sucede, afortunadamente en todas, pero sí, lamentablemente, en varias, como la de Mérida. 

Ojalá que el asunto sea resuelto de la manera más justa posible.

(La imagen que ilustra la nota es la del propio Baldomir tras su pelea en Kanasín, la noche que se despidió del boxeo y el vídeo corresponde a una breve entrevista a la que accedió en el Hotel El Español, de Mérida).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here