Representó a Cristo en la Pasión y luego noqueó a árbitro en fútbol campechano

Carlos Alberto Cárdenas Góngora, familiar del gobernador “Alito” Moreno debió renunciar a su cargo público tras el “papelón”

Información de Proceso

Campeche.-  Carlos Alberto Cárdenas Góngora, uno de los numerosos familiares a los que el gobernador priísta, Alejandro Moreno Cárdenas premió con puestos en su administración, renunció a la Dirección Municipal de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, luego de admitir que su conducta, respecto a la agresión a golpes a un árbitro en un juego de fútbol en la Universidad Autónoma de Campeche, “fue y es inadmisible”

Por el escándalo, Cárdenas Góngora y William Jair Ruiz, Medina fueron denunciados penalmente por el árbitro Ariel González Ávila, al que ambos golpearon durante un juego de fútbol de la liga “Marcelino Champagñat” en el que tomaban parte y que tuvo lugar en el campo universitario.

 La denuncia es por el delito de lesiones a título culposo.

A consecuencia del conflicto, el primo del gobernador dio a conocer su renuncia a su cargo en el ayuntamiento mediante un mensaje que difundió a través de su cuenta personal de Facebook, el cual eliminó poco después.

“Mi conducta fue y es inadmisible. No tengo justificación. He presentado mi renuncia ya al cargo de titular de la Unidad Administrativa de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del ayuntamiento de Campeche, porque mi conducta de hoy no representa al cargo que hasta ahora desempeñé”, escribió.

Y añadió: “buscaré a Ariel González Ávila para ofrecerle una disculpa a él y a su familia”.

El secretario del ayuntamiento, Jesús Antonio Quiñones Loeza, confirmó la renuncia de Carlos Alberto Cárdenas, y al respecto sólo comentó que fue una decisión “personal y unilateral” del ahora ex funcionario local.

Carlos Alberto Cárdenas Góngora, quien por cierto la pasada Semana Santa representó el papel de Jesucristo en el Viacrucis de la iglesia de Santa Ana, una de las principales escenificaciones de la Pasión que se montan en el estado, es uno más de los numerosos parientes con los que Moreno Cárdenas ha pretendido forjarse una dinastía improvisándoles en la política y en la administración pública en su sexenio.

Al arranque de su gestión incrustó en su gabinete a su primo Luis Mena Calderón como secretario del Trabajo y Previsión Social, aunque ocho meses después lo colocó en el gobierno federal como delegado de la Profepa.

El nombramiento de Mena Calderón en la Profepa se da a partir de la puesta en marcha, y sin la autorización de la Semarnat, del proyecto de cultivo de la palma de aceite, altamente dañino al medio ambiente y cuyos beneficiarios directos son funcionarios estatales.

En enero de 2016, Cristian Castro Bello, sobrino del gobernador, pidió –y se le concedió– licencia definitiva como diputado local, cargo que sólo ostentó tres meses, debido a que fue nombrado delegado de la Sedesol en el estado. Desde ahí inició su campaña política aparentemente por una posición en el Congreso de la Unión.

Castro Bello representaba al IV distrito electoral con sede en esta capital y coordinaba a la bancada del PVEM en el Congreso local. Ganó el cargo en medio de un escándalo, luego de que miembros de Morena encabezados por la senadora Layda Sansores, entonces candidata a la gubernatura, irrumpieron en un “mapachero” del político y sustrajeron documentación sobre el pago a líderes de colonos y los planes de operación para el día de los comicios del 7 de junio de 2015.

El tío del gobernador, Rafael Montero Cárdenas, fue colocado como delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), y su primo Vicente Cárdenas Góngora, hermano de Carlos Alberto, como delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Mena Calderón, por su parte es esposo de Laura Baqueiro, quien en la actual legislatura repite como diputada local. Ella preside la Comisión de Puntos Constitucionales y ya la apuntan para la reelección. El yerno de ambos, Joaquín Álvarez Arana, fue impuesto como gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

El director del Instituto de la Juventud de Campeche (Injucam), José Alberto Caldrón Silva, es también primo de Moreno Cárdenas.

Además, el control de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC) quedó también en poder de la familia del jefe del Ejecutivo estatal, quien puso a su tío Gerardo Montero Pérez como rector.

Notas relacionadas

Escribe un comentario