Mérida.- Uno de los personajes más populares de los últimos tiempos y de la “era Arellano”, el animador Guillermo Canepa Pérez, mejor conocido como “Canepa”, no oculta su pesar por estar ausente del escenario que le dio popularidad y le permitió ganarse parte importante de su sustento diario en años recientes: el parque Kukulcán.

En entrevista con Península Deportiva, el buen “Canepa” reconoció que su salida del staff de animación de los Leones le ha dolido y que incluso ha derramado lágrimas por ello.

“Me la he pasado llorando en mi cuarto”, admitió el singular personaje tabasqueño en una plática con este diario electrónico a las afueras del parque Kukulcán, mientras estaba acompañado por el entusiasta aficionado Manuel Ríos González.

Ecuánime, pero serio, “Canepa”, quien a sus 53 años afirma tener ya 40 como animador peloteril y en LMB apoyando a clubes como los Olmecas de su natal Tabasco y a Chihuahua, dice que su salida de los Leones en 2018 le impacta en lo anímico, sí, pero también en el sustento de su familia.

“Me pegaron en la bolsa y en la comida de mis hijos, ni modo, pero no tengo resentimientos con nadie”, agregó el intérprete de Quico y el Chavo del 8, que en su caso era el “Chavo del Kukulcán”.

Vestido con una playera, bermudas y unas chanclas (sayonadas) que le fueron regaladas durante su permanencia con los Charros de Jalisco, “Canepa”, agregó que su situación económica no es fácil, pero como todos los mexicanos….”ahí va”.

Explicó al respecto que implementó un pequeño negocio consistente en traer carros metálicos de Guadalajara, los cuales tiene que batallar mucho para vender, si bien le va, uno o dos al mes en Mérida o en poblaciones del interior del estado.

El conjunto de todas estas cosas, dijo, lo tiene mal anímicamente al grado que ha requerido ayuda psicológica que le ha sido prestada vía virtual por especialistas que le fueron asignados por la Organización de los Charros de Jalisco con la que trabajó en el pasado (el invierno anterior estuvo con los Tomateros de Culiacán).

Sobre su salida, la atribuye (sin que le hayan notificado la razón) a que tuvo un altercado con un miembro de la directiva, al que no identificó, así como tampoco la causa de esa desaveniencia.

Luego de decir inicialmente que estuvo cerca de “fajarse” con esa persona, de lo cual posteriormente se retractó, para decir que fue un desacuerdo, reconoció que se “puso al brinco” y cree que en ello se le fue el empleo de animador para el cual no fue llamado este año.

Empero, tiene esperanza de que en el futuro pueda ser convocado para seguir corriendo por los pasillos del estadio de la serpiente emplumada como Quico, o el “Chavo del Kukulcán”, presentando quizás en ese regreso a “La Chilindrina”.

1 Comentario

  1. La verdad no hace falta esa persona en los partidos, yo he ido desde el comienzo de la temporada y nadie que siquiera lo mencione !!!, creo que lo que le pesa mas es la flojera de buscar un trabajo y dejar de vivir a expensa de amenazas,las diferencias en un trabajo y el “fajarse” trae consecuencias, por lo cual es un claro ejemplo y ni modos a buscar por otros lados. Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here