San Luis.- Vaya travesura con aroma de humillación la que debió sufrir este martes uno de los mejores receptores de las Ligas Mayores al ser objeto, o mejor dicho, víctima de una jugada inteligente y chispeante del cachorro Chris Coghlan.

Así, en la parte alta del para él unlucky séptimo acto, Yadier Molina fue sorprendido por el osezno, quien le causará un bullying que le durará varios días.

Así, con Chris Coghlan en primera base, Kevin Pillar conectó fuerte tablazo al jardín derecho que no pudo atrapar el jardinero, lo que llvó a la bola a impactarse en la barda.

Coghlan nunca se detuvo durante la jugada, pero Stephen Piscotty hizo un gran tiro al pentágono, el cual atrapó Yadier Molina, pero eso fue todo lo que salió bien para los Cardenales.

En ese momento Coghlan con Molina justo enfrente decidió brincar por encima del receptor boricua, dejándolo completamente sorprendido e incluso ni siquiera buscó quemar al corredor y este cayó justo en el home para anotar la carrera número tres de los Azulejos para tomar ventaja 3×2.

Arriba, la jugada:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here