Buen viaje Don Mario Rivera Martinó, siempre le recordaremos con cariño

El sabio de sabios del boxeo boricua y latinoamericano murió en Florida a los 94 años de edad, (Quepd)

San Juan.- El gran, enorme conocedor, y alguna vez presidente de la Comisión de Boxeo Profesional de Puerto Rico e historiador , sr. Don Mario Rivera Martinó, murió la mañana del martes a la avanzada edad de 94 años en el estado de Florida, confirmó su amigo y colega, el también periodista Rafael Bracero.

“Aparentemente le dio una pulmonía. Yo incluso tuve oportunidad de hablar con él hace dos días y no se oía bien”, dijo el retirado reportero televisivo, Bracero, en declaraciones a Notifight.com y quien tuvo a su lado en múltiples ocasiones a Rivera Martinó como colaborador en diversos proyectos en WAPA Canal 4, como analista de boxeo.

La muerte de Rivera Martinó se suma a la de otras reconocidas figuras del ámbito deportivo que también fallecieron este año como el otrora jugador de Grandes Ligas, Luis Rodríguez Olmo, el expresidente del Comité Olímpico de Puerto Rico, Héctor Cardona, el exapoderado de los Leones de Ponce en el Baloncesto Superior Nacional, Agustín Díaz, el exsecretario de FIBA Américas y otrora presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Tuto Marchand, y de los periodistas y cronistas Joaquín Martínez Rousset, Elliott Castro, Rafita Carrasquillo y Felo Ramírez.

De manera especial, su muerte impacta en el boxeo y la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que en menos de un año perdió a dos puntales de su historia y desarrollo en la persona de Don Mario y del también fallecido dirigente, Luis Pérez, que se significaron por su decisiva aportación en la etapa de despegue del organismo bajo la conducción de su hasta ahora presidente, el jurista Fracisco Valcárcel. 

Rivera Martinó, exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño en 2006, fue analista por decenios de la prestigiosa revista especializada The Ring, donde compartió créditos ni más ni menos que con Nat Fleischer y con  otros grandes de la crónica Latinoamericana como Eduardo Amer, el panameño “Papi Mendes” y el argentino Julio Ernesto Vila.

“Se convirtió en una respetada figura del boxeo a nivel internacional”, destacaron, tanto Bracero como Francisco “Paco” Valcárcel.

“Lo que sé es que estaba en un hospital en Orlando. Mario tenía como 94 años y su corazón estaba un poquito delicado. No había estado bien de salud”, lamentó Valcárcel, quien recordó enseguida las aportaciones de Rivera Martinó mientras fue relacionista público de la OMB.

“Fue parte esencial del crecimiento de la OMB. Su sola presencia nos proyectó como un organismo serio y competente”, dijo Valcárcel quien reconoció que antes de su entrada a la OMB, “Mario fue un crítico de nosotros”.

En la OMB, que luego pasaría a convertirse en uno de los cuatro organismos grandes del boxeo internacional, Rivera Martinó laboró entre 1996 y 2010 de acuerdo con Valcárcel.

“Era un hombre de presencia, conocido en el mundo del boxeo internacional. Lo único que me apena es que no se le hubiera exaltado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional”, añadió Valcárcel, quien recordó que el veterano hombre de boxeo también escribió para el prestigioso Sports Illustrated, así como para The San Juan Star en la Isla.

“Para mí Mario es uno de los tres más grandes conocedores de la historia del boxeo en el mundo”, resaltó Valcárcel, quien indicó que, aparte del boxeo, fue gerente general de la Good Year para toda Latinoamérica, y era veterano de guerra.

Bracero, por su parte, reconoció también su alcance como figura influyente en el boxeo tanto a nivel local como internacional.

“Mario pertenece al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño y está reconocido por la crítica mundial del boxeo como uno de los grandes historiadores. Es una lástima que cada vez desaparece una persona de ese impacto histórico”, señaló Bracero.

“Tenía todas las condiciones para ser exaltado al Salón de Canastota (de la Fama del Boxeo Internacional, en Nueva York). Ese hombre se merecía estar allí”.

 
APUNTE DE LA REDACCIÓN DE PENÍNSULA DEPORTIVA:

Por años tuvimos la oportunidad de tratar anualmente al menos en una ocasión o a veces hasta en tres de manera personal con Don Mario en nuestra participación, como periodistas de convenciones o peleas de la OMB.

De Don Mario recordamos que siempre fue una persona amable y nunca egoista al compartir muchos de sus conocimientos con nosotros, como también lo hizo el señor Don Eduardo Amer González, quien como él, debería de estar en el Salón de la Fama de Canastota. Ambos tienen merecimientos de sobra y para prestar a muchos otros que quisieran estar en ese recinto.

Nos parece que, quizás el mejor heredero para el trono de sapiencia en Puerto Rico, del ahora eterno ausente, es el reportero y periodista José Sánchez Fournier, quien en la imagen que ilustra esta noticia aparece segundo desde la izquierda.

En primer sitio viene Valcárcel, en tercero Rivera Martinó, Bracero y el ex presidente de la OMB, Luis Batista Salas.

Que en Paz Descanse nuestro respetado y apreciado Don Mario Rivera Martinó
 

Notas relacionadas

Escribe un comentario