Minneapolis.- El estadio Hubert H. Homphrey, mejor conocido como “Metrodome”, casa de los Gemelos de Minnesota y clubes locales de otros deportes ha sido demolido luego de que el ciclo para el que fue contruído había virtualmente concluído.
Los Gemelos, que jugando allá ganaron las Serie Mundiales de 1987 y 1991 con enormes jugadores como Kirby Puckett, Kent Hrbeck y Jack Morris, ente otros estelares, se habían mudado de parque desde 2010 cuando se fueron a su nueva sede del Target Park.
El domo fue construido en abril de 1982 como un nuevo y revolucionario domo de techo inflable con el propósito principal de servir como casa de los Vikingos del fútbol Americano, los Golden Gophers de la Universidad de Minnesota y los Gemelos.
Estos tres equipos jugaron en el domo desde el día que abrió hasta 2009 cuando los Gophers inauguraron el TCF Bank Stadium exclusivo para ellos situado en el campus de la universidad, abandonando el domo. En 2010, los Gemelos también abandonaron el domo tras moverse al Target Field, un estadio exclusivo para béisbol, dejando a los Vikingos solos en el domo.
El 10 Mayo de 2012 la legislatura del estado de Minnesota paso una propuesta para construir en nuevo estadio en el centro de Minneapolis, y para que sea posible la construcción de un nuevo estadio el Metrodome debía ser demolido.
Tras ser convertido en escombros, en su lugar, se construirá una estación de tren rápido y un estacionamiento para el nuevo estadio a solo unas cuadras. El techo del domo estuvo hecho en fibra de teflon inflable, lo que lo hizo vulnerable a las condiciones del tiempo, debido a esto se ha desinflado un total de cinco veces. La última vez fue durante la madrugada del domingo 12 de diciembre de 2010, debido a una fuerte tormenta de nieve.
La naturaleza del domo le dio unas particularidades como el hecho de tener una gran reverberación que le permitió en las series mundiales referidas de 1987 y 1991 alcanzar enormes registros de ruido que le permitieron establecer récords en ese rubro en el béisbol.
Ahora, los ecos de ese ruido y de las aclamaciones por las hazañas de los héroes del pasado resonarán solamente, pero permanentemente en las mentes de quienes los vieron jugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here