Boxeadores mueren en tremenda colisión en Cancún

Fallecen de la misma manera como ocurriera al sonorense David “Tornado” Sánchez y a su hermano

Cancún.- Dos boxeadores amateur, uno de ellos un niño de 11 años de edad, perdieron la vida luego de chocar contra una pipa de gasolina, sobre la avenida López Portillo, enfrente de una embotelladora, cuando iban en camino para el pesaje de una función de pugilismo amateur en el céntrico parque de Las Palapas.

Uno de los dos boxeadores, identificado como Luis Loría murió de manera instantánea, al quedar prensado con el tablero del vehículo, mientras el niño, del que solo se dieron las iniciales G.A. perdió la conciencia de manera inmediata y fue trasladado muy grave y en coma al Hospital General de Cancún, donde también dejó de existir poco después. 

Otras dos personas, que se encontraban dentro de un restaurante, quedaron lesionadas, pues la pipa, que perdió el control, se estrelló en la pared de un restaurante, donde ambas se encontraban lo que generó una fuerte movilización de ambulancias y elementos de las diferentes corporaciones de emergencia.

Los hechos se registraron hacia las 13:00 horas del mediodía, cuando Luis Loría, conducía a exceso de velocidad su vehículo de la marca Ford Escort, color rojo, acompañado de G.A., de 11 años, y al no poder controlar el coche, perdió el control e invadió el carril contrario donde venia la pipa, estrellándose de frente a la pesada unidad.

El conductor del trailer, de igual manera, perdió el control y se estrelló en la pared de un negocio, para después bajarse y darse a la fuga, dejando a dos lesionados debajo de su pipa y las unidades en el lugar.

Paramédicos de la empresa RIM y Cruz Roja, arribaron al lugar para darles los primeros auxilios a las personas del negocio, pues ambas estaban ya graves, por lo que los trasladaron de emergencia, a diferentes clínicas.

Bomberos y paramédicos con sus equipos de rescate y las quijadas de la vida lucharon para sacar el cuerpo del conductor que quedo prensado en el interior, para que luego llegarán los peritos de la Fiscalía para llevárselo al Servicio Medico Forense, para practicar la necropsia correspondiente.

Los dos jóvenes eran boxeadores amateur y se dirigían al pesaje de una pelea, pues iban a participar en el torneo conocido como “Guantes de Oro”, que se llevaría a cabo en el Parque de Las Palapas.

Notas relacionadas

Escribe un comentario