Información de “Kid Vuvuzela”, corresponsal en Ciudad del Carmen.

Ciudad del Carmen.- El sólido prospecto carmelita, Bladimir “Titán” Soto, venció por decisión unánime en seis rounds (60-54 los tres jueces) al difícil y experimentado champotonero Ricardo Hernández en la pelea estelar de la velada que el viernes pasado bajó el telón boxístico 2018 en esta isla y, posiblemente, en todo Campeche, ante unas 800 personas en la sala de eventos de la Canaco.

El carmelita Soto lució bien; ojalá reciba continuidad

Sabiendo que estaba sentado sobre un barril de pólvora y de mecha corta, El “Titán” hizo frente a el “fortachón” Hernández, quien siempre fue hacia adelante, forzando el combate con potentes volados de ambas manos, que en ocasiones logró conectar, aunque el de casa pudo administrarse bien, absorberlos y, sobre todo, responderlos.

El champotonero pecó de valiente, toda vez que en cada round “comía” su “ración de cuero” y siempre iba hacia adelante pidiendo intercambio de golpes, aunque el “Titán” nunca cayó en su juego y buscó y logró hacer una pelea inteligente, de boxeo, de piernas, de cintura y dominó plenamente los seis rounds para quedarse con la victoria.

ZORRO BOXEADOR

En la pelea semiestelar, el peso súpermosca carmelita Valentín “Zorro” Vázquez dio una lección de boxeo a su rival de Cárdenas, Tabasco Enrique De la Cruz por la via de las tarjetas en 4 rounds.

El local ganó una clara decisión unánime (40-36, 40-36 y 39-37) en una bonita pelea de gran técnica entre ambos gladiadores,  que nunca dejaron de tirar golpes, mostrando gran condición física, por lo que el público los premió con varios minutos de aplausos.

En una muy buena pelea en súperwelter, el carmelita Ángel “El King“ Ramírez, mantuvo su invicto en cuatro peleas al derrotar al de Cárdenas, Tabasco, Raúl Rodríguez Ovando por la vía de la decisión unánime (40-36, 40-36 y 39-37).

“El King” Ramírez venció a su enemigo cardenense

La fortaleza y mejor preparación del local le dio la victoria, ya que el tabasqueño empezaba bien los rounds, pero se iba minando por el golpeo abajo y presión de “El King”.

PELEA DE LOCOS EN MENOS DE UN ROUND

En pelea de peso gallo, que resultó de alarido chocaron Faustino “Dinamita” Delgado de Champotón, contra el carmelita Humberto “Chicote” Frías.

Fue un inicio duro, contundente y casi dramático, pues la gente apenas se acomodaba en sus asientos cuando un volado de izquierda mandó a la lona al champotonero, que recibió la cuenta de protección y se levantó antes del conteo final.

El “Chicote” se lanzó a terminar su obra, pero se fue con una finta y recibió tremendo impacto de derecha al mentón que lo mandó de visita al tapiz, causando un segundo de silencio estremecedor que fue ahogado por un alarido de las 800 almas que emocionadas hicieron sacar lo mejor de sí a su paisano.

El público no daba crédito a lo sucedido y el “Dinamita”, con la oportunidad de acabar la pelea sobre un lastimado Frías, se abalanzó sobre él y lo volvió a mandar a la lona donde el referee, Rafael “Chamaco” Briceño decidió dar por terminado este explosivo combate y declarar vencedor a Delgado por nocaut técnico en el mismo primer round  a los 1:40 minutos.

LAS DEMÁS

A su vez, el peso súperpluma tabasqueño de Cunduacán, Jesús “Furia” Gómez, dio una paliza al local José Ramírez, quien nunca pudo acomodarse ante el estilo agresivo y de buena técnica de la “Furia”, joven prospecto que tiene muy buenas cualidades boxísticas.

Gómez fue declarado vencedor por decisión unánime (40-36 los 3 jueces).

El local debutante Carlos “Maniguas” Palma sucumbió ante el poder de puños del champotonero Alejandro “Yeyo” Delgado por la vía de la decisión unánime (40-36 los tres jueces).

El “Yeyo” dio catedra de boxeo ganando claramente a Palma. Pelea efectuada en peso súperligero.

En la pelea que abrió hostilidades en peso ligero el local Leonardo Mosqueda derrotó al capitalino Alejandro “Niño” Pacheco por nocaut técnico a los 02:05 del tercer round.

La pelea estaba muy pareja hasta que Mosqueda conectó un derechazo a la mandíbula del “Niño” que lo mandó a la lona, de donde el “infante” se levantó enseguida a escuchar la cuenta de protección y volvió a poner la rodilla en la lona, por lo que el tercero en la superfici, el ex púgil de peso pluma, Rafael “Chamaco” Briceño, detuvo el combate de manera acertada.

Fue una agradable, explosiva y muy boxística velada que fue agradecida por los asistentes que así dijeron adiós a un buen año pugilístico en esta, la ínsula más productiva de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here