Berchelt resuelve un breve jeroglífico africano y retiene contundentemente

El cancunense noquea al ghanés Awuku en el tercer round

Cancún.- Miguel Berchelt cumplió esta noche, quizás superando el mejor de sus sueños, y logró ser profeta en su propia tierra al vencer y noquear en tres rounds al ghanés Maxwell Awuku, para retener su cetro súperpluma del CMB y convertirse en el primer quintanaroense en ganar una pelea de título mundial en su tierra.

Un recto y un cruzado de derecha permitieron al soberano de las 130 libras abrir, como cuchillo sobre mantequilla, la guardia del africano que con su guardia zurda solo retrasó lo que invariable e inevitablemente tendría que suceder: su derrota.

Después de dos rounds en los que no se mostró como un campeón convencional, en los que no cedió la iniciativa y buscó “puntear” (conectar golpes), pero sin alocarse, Berchelt pudo resolver el breve dilema que por momentos representó la guardia zurda del de Accra, y presto, certero, soltó la combinación más elemental, pero que no cualquiera puede ejecutar como debe ser en el boxeo: el 1 y 2.

Y el 2, o sea, un cruzado de derecha que surcó el aire de la Arena Oasis, y la guardia del retador, bastó para mandarlo desarticulado a la lona, para empezar un breve viacrucis del venido desde el continente negro, quien más sorprendido que lastimado, se levantó para seguir, pero ya su suerte estaba echada.

Berchelt, ya sabiendo cómo golpearlo, fue por él y no le dio chance de acomodarse y le soltó combinaciones, llevándolo a las sogas, donde lo castigó para hacerlo caer de rodillas, ahora sí sentido.

En un último esfuerzo, Awuku fue para arriba y tratando de escapar, enredó las piernas en una huida desordenada, sólo para que Berchelt lo pescase con un ataque definitivo y le soltase una lluvia de golpes.

Awuku aún no estaba “listo” y aunque el réferi panameño Héctor Afú paró la pelea, cuando parecía que podía resistir un poco más, su decisión fue acertada. Sólo le ahorró castigo innecesario al africano, quien seguramente habría de terminar en la lona en no más de 10 o 15 segundos.

El africano tuvo el mérito, por decirlo de una manera, de complicarle un poco las cosas, o de retrasar su derrota, pero su guardia zurda sólo fue una especie de “cubo de rubick” que Berchelt resolvió en no más de seis minutos.

Fue, después de Takashi Miura,  el segundo retador al hilo de guardia “equivocada” del orgullo de Cancún, quien desde tiempo pretérito había enfrentado retos de este tipo como el nicaragüense Óliver Flores a quien le quitó el invicto de manera por demás brillante cuando todavía andaba saliendo del “cascarón”.

El tiempo oficial fue de 2:43 y el anuncio de su victoria generó una ovación de unos dos minutos de cerca de tres mil personas que hicieron un lleno en la Arena Oasis que fue un gran recinto, pero que, siendo honestos, habría sido superado por una repleta plaza de toros de esta ciudad.

La victoria le permitió al quintannarroense llegar a 34 peleas, 33 de ellas ganadas, con 29 nócauts, mientras que el africano Awuku se quedó con 49 peleas, 44 de ellas ganadas, con 30 kos, cuatro perdidas y un empate.

Habrá de ver qué es lo que sigue ahora para el joven cancunense, quien es un campeón mundial con todas las de la ley y ya cada vez más consolidado, pero que aún es un boxeador en progreso, en ascenso, pero ya en la esfera de las fieras.

Es el segundo mejor súperpluma del mundo, sólo detrás del gigante ucraniano Vasyl Lomachenko y creemos, que lo mejor para él está por venir en su búsqueda, más que de retener el título, de convertirse en una figura.

EL CAMPEÓN PENINSULAR MÁS SÓLIDO EN CERCA DE 40 AÑOS 

Por cierto, Miguel es desde Gustavo “Guty” Epadas sr. el primer campeón mundial peninsular (aunque se dice que José Antonio Aguirre es campechano) que logra la cifra de dos defensas exitosas en su reinado, lo que en su momento no lograron ni Freddy Castillo, ni Juan Herrera, ni Lupe Madera, ni Guty Espadas jr. ni Gilberto Keb, así como tampoco Melchor Cob y Rodolfo “Rudy” López.

LA DERECHA NO DIO PROBLEMAS

Para completar la feliz jornada, la mano derecha de Berchelt, qque ocasionó la suspensión de la gran pelea que habría sostenido con Orlando “Siri” Salido el 9 de diciembre pasado, no sólo no le dio batalla, sino que fue precisamente con ella con la que definió el combate…parece que esa lesión ya es cosa del pasado.

EL RESPALDO

Por su lado, el boxeador tijuanense Jaime Munguía, se “robó” un poquito de los flashes al coronarse  nuevo campeón Latino súperwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tras noquear en el tercer round al argentino José Carlos Paz con un salvaje gancho a las zonas blandas.

En el pleito coestelar de la velada, Munguía acabó con la pelea a los 2:59 minutos del tercer giro, luego de un letal gancho al hígado para quedarse con el triunfo y el cinturón.

el norteño se vio muy bien, luce para cosas grandes y salió decidido a todo desde el primer asalto, buscando hacer daño en la zona hepática, lo que logró con dos ganchos, el segundo que mandó a la lona a Paz, quien muy macho se levantó y aguantó la presión para irse al segundo asalto en el que respondió y golpeó al de casa.

El dominio era del mexicano, quien buscó terminar con el sudamericano con poderosas combinaciones que cimbraron a su rival, pero que se mantuvo en pie y en busca de sorprender a su oponente.

Paz llevó a las cuerdas a Munguía y buscó lastimarlo, aunque el mexicano pudo salir y retomar el control de la pelea, nuevamente con el objetivo de castigar a la zona hepática, lo que logró antes de finalizar en tercer giro y quedarse con el triunfo.

Con este resultado, Munguía mejoró su récord invicto a 27-0, 23 por la vía del nocaut, y se mantiene como un sólido prospecto, mientras que el pampero se quedó con 21-7-1, 12 nocauts.

QUÉ ESPANTOSA PELEA, DEBIERON BAJARLOS DEL RING

En duelo de sonorenses, Pedro “Roca” Campa, quien  venía de perder el invicto, venció por decisión unánime a Iván “Zurdo” Álvarez, por 97-92, 98-91 y 96-93, para regresar a la senda del triunfo.

Luego de caer de manera sorpresiva el pasado 21 de octubre, Campa regresó a la actividad, pero en una pelea de pocas emociones, muchos amarres y complicada para ambos; un golpe bajo a Pedro le costó un punto al “Zurdo” en el segundo round.

El público los abucheó sin cesar durante la pelea y al término de esta; no habría sido un error bajarlos del ring por la poca acción que dieron, derivada de la guardia zurda de Álvarez y la fata de capacidad de Campa para resolver ese crucigrama.

Campa se echó la puntada de pasearse sobre el ring después del veredicto recibieendo todo tipo de improperios. Su rival fue más inteligente y enseguida dejó la tarima. 

A seis giros en peso wélter, José Luis “Puma” Rodríguez fue derrotado por decisión unánime por Alfredo Ramos con puntuaciones de 58-55, 59-54 y 58-55, mientras que Rigoberto Nava y Miguel Álvarez empataron tras seis giros en supergallo.

En otra pelea, Enrique Contreras, doblegó por decisión unánime a Enrique Iniesta, luego de cuatro asaltos, en peso pactado de 81 kilos.

Finalmente, a cuatro rounds, el jornalero local, Abisaí “Talibán” Palomo, derrotó por decisión unánime en cuatro vueltas a Luis Hernández, en peso súpermosca.

Notas relacionadas

Escribe un comentario