Los Reyes La Paz.- Miguel “Alacrán” Berchelt se confirmó como un boxeador de primera fila en la división de los súperplumas, al aplicar esta noche de manera contundente y cruenta, el primer nócaut de su larga carrera de más de 60 peleas al valiente tailandés Chonlatarn Piryapinyo que terminó claudicando al 1:59 minuto del cuarto round.

Berchelt, con el triunfo de mayor peso en su carrera, retuvo no sólo el cetro interino súperluma de la OMB por vez primera, sino que mandó al hospital severamente lesionado al tailandés que fue internado en un hospital para checar su evolución tras ser objeto de una paliza.

Versiones preliminares refieren lesiones severas en el abdomen para el asiático, quien salió en camilla y con collarín alrededor del cuello.

Berchelt,  púgil insignia de Max Boxing, dominó el combate desde el primer asalto e impuso su clase, a pesar de su mucha menor experiencia (30-1 con 27 nócauts) y con buen manejo de la distancia castigó y evadió el peligro del peligroso barretero tailandés (61-3 con 41 nócauts).

Cinco mil personas en la carpa montada en el Deportivo Soraya Jiménez de esta localidad vieron su triunfo en otra promoción de Zanfer. 

El ¨Alacrán¨ Berchelt se vio como un campeón grande y desde el primer asalto dominó con perfectas combinaciones de dos manos Piriyapinyo (62-3, 41 kos), quien tardó minutos en poder meterse al pleito y poco después cayó noqueado, lo que jamás le había sucedido, ni con primeras figuras como Chris John y Vasyl Lomachenko en combates por el título del mundo.
 
Cuatro uppers seguidos de Berchelt enviaron a la lona en el cuarto round al tailandés, quien se levanto a la cuenta de siete del réferi boricua Roberto Ramírez Jr. Seguidamente, el “Alacrán” se le fue encima para conectar una “maquinita” de golpes y Piriyapinyo se fue lastimado al tapiz de donde ahora sí no pudo levantarse.
 
Antes, en el tercer episodio, el púgil insignia de Max Boxing había  conectado fuertes uppers de derecha con remates al hígado del tailandés, quien se veía sorprendido por la contundencia y rapidez del campeón.
 
Ese golpeo fue la llave para que instantes después, lastimado, pero queriendo seguir, Pirinapinyo arriase banderas ante el golpeo del “Alacrán”, quien se confirma como el más peligroso de los adversarios que pudiera tener cualquiera de los actuales soberanos del orbe, sea Vasyl Lomachenko (OMB), Jezrreel Corrales (AMB), José Pedraza (FBI) o Francisco Vargas (CMB).
 
El aún campeón fue ovacionado ruidosamente por el público mexiquense que demandó su repetición en esta plaza en la que lució en plan grande, poderoso y contundente.
 
Berchelt fue felicitado por los presidentes de Zanfer, Fernando Beltrán y Max Boxing, mario Abraham (su apoderado), quienes se mostraron más que complacidos no por su victoria, sino por la forma en la que la firmó.
yapinyo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here