Londres.- El campeón Mundial pesado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y “supercampeón” de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el inglés Anthony Joshua, ratificó su protagonismo en la división y en el boxeo mundial al ofrecer una soberbia, contundente, arrasante actuación sobre la roca rusa Alexander Povetkin ante quien defendió por sexta ocasión primero de esos títulos y por tercera vez los dos restantes ante un lleno cercano a las 100 mil personas en el estadio de Wembley.

Joshue 22-0-0 con 21 kos, aplicó el primer cloroformo en la carrera del ruso 34-2-0 con 24 kos que se fue dos veces a la lona en el séptimo capítulo para claudicar en sus aspiraciones campeoniles en cartelera promovida por Matchroom Boxing.

Luego de seis difíciles asaltos, Joshua acabó con el cerrojo impuesto por el ruso, con una espectacular derecha al rostro, que lo desajustó por completo.

Al darse cuenta del impacto del golpe, Joshua se lanzó con todo en busca del nocaut, y después de varias manos duras, conectó una durísima combinación de izquierda y derecha, para enviarlo por primera vez a la lona.

Povetkin lucía claramente afectado, caído en su propia esquina, que lucía desesperada por el ataque sufrido por su peleador.

Por instantes, parecía que el ruso recibió asistencia de su entrenador, lo que significaba una inmediata descalificación. Pero luego de escuchar el conteo de protección, Povetkin se puso en pie, pero fue presa fácil de una arremetida del inglés, para enviarlo nuevamente a la lona, vencido, a pesar de la intervención del referee Steve Grey para evitar su impacto en la lona.

El final del combate fue anunciado a los 1:59 minutos del séptimo round, pero no fue nada fácil para Joshua, porque Povetkin fue un gran examinador, lo puso en aprietos desde el primer round, y estaba perdiendo la pelea, hasta que llegó esa dura derecha que lo sacó adelante.

El primer round fue de mucho estudio, con ambos peleadores tratando de conseguir distancia, en un asalto bastante parejo.

Pero al final, Povetkin le conectó un durísimo gancho de izquierda, que hizo sangrar la nariz del inglés. En el minuto de descanso, la esquina atendió a Joshua, que empezó a sangrar desde muy temprano y obligándolo a respirar por la boca.

En el segundo round, comienza a sangrar de la nariz Joshua, abre la boca y se mira en problemas. Povetkin hace buenas fintas, pasa y descarga su derecha que hace daño en el rostro de Joshua. Se ve crecido el ruso, ganando los primeros dos asaltos y dominando en este inicio del combate.

En el tercero, se nota muy preocupado a Joshua, que está muy inseguro en el ring, sin soltar sus manos con solvencia. Povetkin bajó un poco el ritmo, pero le falta intensidad en su ataque ante un Joshua que luce desorientado. Este es el primer round en el que se ve mejor Joshua que el retador ruso.

En el cuarto, Povetkin empieza a sangrar de su ceja izquierda. Pero sigue presionando y se nota la preocupación de Joshua.

En el quinto, Povetkin inicia bien, atacando, presionando a Joshua. Povetkin trata de cortar las distancias y llega a la cabeza de Joshua con buenas combinaciones. La presión de Povetkin es constante y saca buenos dividendos del asalto.

En el sexto, Joshua comienza a soltar con más soltura sus combinaciones y se ve un poco mejor. La confianza del público también comienza a crecer, en medio de un intenso frío que azota Londres.

Joshua se ve un poco más suelto en el séptimo, mientras Povetkin sangra de su ceja y luce un poco la dureza del golpeo que ha recibido. Y de pronto, Joshua encontró el camino con esa derecha al rostro que desajustó por completo a Povetkin, quien parecía liquidado después de la primera caída, pero se puso en pie y acató las órdenes del referee. Pero eso no fue suficiente, fue atacado con insistencia y con su segunda caída, llegó el final del combate.

Al final de la contienda, Joshua agradeció el respaldo de los miles de aficionados, y confirmó su siguiente combate para el 13 de abril del próximo año. El pelador inglés no aseguró a su siguiente rival, pero no dejó de mencionar al estadounidense Deontay Wilder, el campeón pesado del CMB, y a su compatriota Dillian Whyte, a quien ya venció en diciembre de 2015.

CAMPBELL DERROTÓ POR PUNTOS A MENDY

En un combate eliminatorio peso ligero avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el ex retador mundial inglés, Luke Campbell, derrotó por decisión unánime al experimentado peleador francés, Yvan Mendy, en el principal combate de respaldo del súper cartel Joshua-Povetkin, que tuvo lugar este sábado, en el Estadio de Wembley.

En diciembre de 2015, Mendy derrotó por decisión dividida a Campbell, pero este sábado el inglés logró la venganza, con una amplia victoria por puntos, de 119-109, 118-111 y 116-112, en medio de un ambientazo que se vivió en el Estadio de Wimbley, a pesar del intenso frío que prevalecía.

Con esta victoria, Campbell elevó su record a 19-2, con 15 nocauts, mientras que Mendy vio caer su palmarés a 40-5-1, 19 nocauts.

En esta misma cartelera, los aficionados ingleses se llevaron una decepción al ver caer al peso completo inglés David Price (22-6, 18 nocauts) ante el invicto Sergey Kuzmin (13-0, 10 nocauts). Price declaró después que entró en la pelea con un bíceps rasgado y que apenas podía mover el brazo cuando la pelea fue detenida en el cuarto asalto.

En cambio, el peso crucero Lawrence Okolie (10-0, 7 nocauts) derrotó por decisión unánime, en 12 rounds, a Matty Askin (23-4-1, 15 nocauts), mientras que el uzbeko medallista de plata en los Juegos Olímpicos del 2016, Shakhram Giyasov (5-0, 4 nocauts), se anotó un nocaut en cuatro asaltos sobre el previamente invicto nicaragüense Julio Laguna (14-1, 10 nocauts), en una pelea pactada en peso welter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here